Maroto suspende el sistema de alquiler de bicis por la negativa del Gobierno vasco a financiarlo

Industria reitera que no firmará un convenio con Vitoria por 950.000 euros y dice que el Gobierno vasco ya ha puesto 839.000 euros desde Medio Ambiente y en una ayuda concedida en 2011

F. GÓNGORAVITORIA

El Ayuntamiento ha paralizado hoy la contratación del sistema de alquiler público de bicicletas en Vitoria, uno de los proyectos estrella del año de la Green Capital. El motivo esgrimido por el alcalde, Javier Maroto, es la negativa del Gobierno vasco a financiarlo. Como es sabido, el Ejecutivo de Patxi López dio marcha atrás hace unas semanas y se negó a firmar un convenio con el Ayuntamiento de Vitoria a través del Ente Vasco de la Energía para contribuir con 950.000 euros a los proyectos de la Capitalidad Verde Europea, dinero que iba a ser invertido en este novedoso sistema de bicicletas púbicas, cuyo presupuesto asciende a 6 millones de euros.

Ese convenio quedó sobre la mesa y el Departamento de Industria, que dirige el consejero Bernabé Unda, remitió al Ayuntamiento a las convocatorias ordinarias de ayudas a personas, empresas y administraciones con las que se subvencionan proyectos medioambientales. Esas convocatorias de ayudas aún no están operativas en 2012 y se prevé activarlas "antes de julio", según Lakua. Industria ha replicado después a Maroto que, a pesar de su negativa a formalizar un convencio ad hoc con el Ayuntamiento, el Ejecutivo local dispone de 239.000 euros entregados el pasado año y otros 600.000 euros procedentes del Departamento de Medio Ambiente, por lo que le ha acusado de faltar a la verdad en cuanto a la implicación del Gobierno vasco con la Green Capital.

Maroto, que se ha mostrado "preocupado" y "muy molesto" hoy por la falta de compromiso del Gobierno vasco, ha señalado que en tanto no haya financiación no es posible firmar el contrato del sistema de alquiler de bicicletas, que ya estaba diseñado y a punto. Maroto y el Gabinete del PP intuye que la negativa del Gobierno vasco a sellar un convenio directo con el Ayuntamiento de Vitoria se debe a la postura dubitativa del Ejecutivo local respecto al fracking, el método de extracción de gas por vías no convencionales que el Gobierno de Patxi López quiere ensayar en Álava y que no convence a los ecologistas ni al Ayuntamiento.

A través de un comunicado, Javier Maroto ha indicado que "no voy a repetir con las bicicletas el error que cometieron otros con el auditorio. Tomo una decisión responsable. Las cosas no se pueden adjudicar si no se tiene dinero", ha señalado. "El Gobierno vasco prometió un convenio nominativo por valor de un millón de euros y ahora lo cambia por una convocatoria pública de ayudas de la que no sabemos fechas ni cuantías", ha agregado.

El Gobierno vasco dice que Maroto miente

El Departamento vasco de Industria, por su parte, ha acusado a Maroto de no decir la verdad sobre la falta de subvenciones para el nuevo servicio de préstamo de bicicletas ya que tiene "adjudicados" 839.000 euros para ese proyecto, en partidas de Medio Ambiente y del año pasado. Según el Ejecutivo vasco, el Ayuntamiento de Vitoria "aún no ha acudido a recoger" ese dinero y ha criticado a Maroto por apoyarse en "falsedades" y por adoptar una decisión que "perjudicará a la ciudadanía vitoriana". Industria reitera que no suscribrirá un convenio específico con Vitoria por los 950.000 euros y vuelve a remitir al Ayuntamiento a la convocatoria ordinaria de ayudas para empresas, particulares y administraciones.

El Departamento de Industria ha recordado que siempre ha apoyado este proyecto y que, dentro de la línea de ayudas para promover la movilidad sostenible, el Ente Vasco de la Energía (EVE) otorgó una ayuda a Vitoria de 239.000 euros para este proyecto, tras la solicitud presentada por el consistorio el pasado mes de noviembre, dinero que "está a la espera de que el Ayuntamiento lo recoja" una vez que presente los justificantes de inversión.

Cuando hizo esta petición de ayudas, el propio Ayuntamiento de Vitoria reconoció que el Departamento de Medio Ambiente le había concedido asimismo dos ayudas de 300.000 euros cada una para financiar este proyecto, pero que todavía no las había podido hacer efectivas al no haber iniciado las compras asociadas al proyecto, según el Gobierno de Patxi López. "Decir que el Gobierno Vasco ha retirado el apoyo a Vitoria no sólo es falso, sino que supone actuar con un victimismo que para nada se corresponde con la realidad", ha señalado el Ejecutivo.

El Gobierno vasco lamenta la suspensión del proyecto porque priva a la ciudadanía de un interesante servicio y "supone un borrón en el prestigio de la ciudad como 'Green Capital', un título obtenido gracias al esfuerzo de las anteriores corporaciones". El Gobierno confía en que el alcalde reconduzca su decisión y le recuerda que además de disponer de los 839.000 euros concedidos hasta la fecha, podrá acogerse de nuevo a la línea de ayudas de 2012 que el EVE publicará próximamente.

"Si el Ayuntamiento renuncia a presentarse a esas subvenciones, estará renunciando a la posibilidad de obtener más de un millón de euros en ayudas", una responsabilidad que "deberá asumir en exclusiva la corporación presidida por el alcalde Javier Maroto", señala Industria. Este departamento explica que el Consejo del EVE decidió el pasado día 9 no autorizar la firma de un convenio de patrocinio para que el EVE aportase 950.000 euros al nuevo sistema de préstamo de bicis al entender que la "debilidad jurídica" de este tipo de convenio para una subvención de elevada cantidad económica "no era la fórmula más conveniente" para apoyar esta iniciativa.

Por ello prefirió que las subvenciones fueran canalizadas a través de los programas de ayudas que anualmente concede el EVE para proyectos de ahorro y eficiencia energética.