elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 10 / 20 || Mañana 5 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Muere José Ramón Berriozabal, exchef del Ikea

obituario

Muere José Ramón Berriozabal, exchef del Ikea

El cocinero, que logró una estrella Michelin al frente del restaurante alavés, no ha podido superar una afección cardiaca

08.05.12 - 10:56 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Muere José Ramón Berriozabal, exchef del Ikea
Berriozabal, en un momento de alegría cuando consiguió la estrella MIchelin para el Ikea.
Luto en la cocina y en la sociedad alavesa. El chef José Ramón Berriozabal, de 61 años, uno de los grandes de la cocina alavesa, ha fallecido esta noche al no poder superar una operación quirúrgica por una afección cardíaca, según han indicado fuentes próximas a la familia. El chef, una persona muy querida en el sector y en toda la ciudad por su extraordinaria valía y talla humana, logró al frente de los fogones del Ikea una estrella Michelin, la segunda que tuvo Vitoria tras la cosechada por el Zaldiaran.
Berriozabal dejó el Ikea en febrero del año pasado, momento que en que cogió las riendas del local como primer chef Iñaki Moya. Nacido en Elorrio (Bizkaia), Berriozabal se estableció en Vitoria muy joven. El cocinero logró numerosos reconocimientos por su trayectoria y ha sido asesor gastronómico de diversos restaurantes y hoteles.
Moya, su sucesor al frente del Ikea, le ha recordado hoy como "un fantástico maestro, el número 1 de la cocina alavesa y una bellísima persona". Ligado al Ikea durante más de tres décadas en la calle Paraguay y después en Portal de Castilla, Berriozabal logró llevar al restaurante a la lista de los imprescindibles en Euskadi. "Hizo una cocina rompedora en su momento y de una altísima calidad", recuerdan otros cocineros alaveses. "Sobre todo, el chef del cariño. Nos enseñó a todos a poner muchísimo cariño en las preparaciones, que es una de las claves de la cocina de calidad", agregó Moya, muy afectado.
Berriozabal consiguió en noviembre de 2010 su estrella Michelin. El galardón le cogió en plena reunión. Se enteró del "premio gordo" al salir. Sus trabajadores le dieron la buena nueva. «La plantilla vino corriendo y diciendo: Nos han dado una estrella Michelin, nos han dado una estrella», explicó a EL CORREO entonces, aún emocionado por la condecoración obtenida.
Propuestas como sus "Verduras en tempura con cangrejo sobre ajoblanco de pistachos" o "Pichón asado con lasagna de piña-café y caramelo de sidra" sedujeron a los inspectores de la guía más prestigiosa del planeta. Él se lo tomó ayer con inusitado sosiego. «Quiero pensar que es el reconocimiento a una trayectoria, no algo puntual, pero sí es genial», aseveró.
«Me lo tomo con alegría, aunque sin ninguna vanidad», puntualizó en aquel momento. Consciente de que la repercusión de su establecimiento, situado en la calle Portal de Castilla, iba a crecer en los meses siguientes, Berriozabal tuvo un cabelloroso gesto en su dedicatoria. «Ya se lo he dicho a ellos, y ahora lo hago de forma pública, sin mi plantilla y su esfuerzo diario, este premio hubiera sido imposible». Todo un señor y un maestro en la cocina.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.