Un joven de 19 años, herido grave en los incidentes del centro de Vitoria

El chaval, uno de los cuatro imputados por desórdenes públicos en la zona, según Interior, está bajo vigilancia por un traumatismo craneoencefálico

AGENCIASVITORIA
Momento del arresto en la calle Agirrelanda. ::R.Gutiérrez/
Momento del arresto en la calle Agirrelanda. ::R.Gutiérrez

Un joven de 19 años ha sufrido heridas de gravedad en el curso de los incidentes registrados esta mañana en el entorno de El Corte Inglés en Vitoria, donde se han registrados algunos enfrentamientos entre la Ertzaintza y colectivos de jóvenes manifestantes. Interior sostiene que el chaval se ha lesionado en una caída, mientras que los manifestantes indican que fue alcanzado por una pelota de goma y que recibió porrazos de los ertzainas. Fue trasladado al hospital Santiago Apóstol. Fuentes de Osakidetza precisaron que el joven fue atendido por el servicio de Urgencias y ha quedado internado en la UCI a las 13:30 horas. Se trata, ha indicado Interior, de uno de los cuatro jóvenes imputados por desórdenes públicos esta mañana, al filo de las 10.30 horas, en la calle Juan XXIII de la capital alavesa.

Fuentes sanitarias han indicado que el joven ha sufrido un traumatismo craneoencefálico y que está en observación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI ). Por la tarde, estas fuentes han informado de que el joven de 19 años se encuentra "fuera de peligro". Sin embargo, han matizado que se encuentra en observación con pronóstico reservado motivado por un hematoma subdural.

En el transcurso de los incidentes cerca de la gran superficie comercial del centro, la Ertzaintza ha realizado varias cargas contra los manifestantes, que han quemado contenedores y han coreado consignas contra la Policía vasca. Según la versión difundida por Interior, "los ertzainas han comenzado a perseguir a los participantes en estos disturbios para tratar de identificarlos y, en su huida, uno de ellos, un joven estudiante se ha caído al suelo y ha sufrido un golpe muy fuerte".

La izquierda abertzale se ha movilizado de inmediato en las redes sociales con una versión radicalmente contraria. En ella se indica que el joven, al que identifican como Xuban N., fue derribado a porrazos por agentes de la Ertzainza y golpeado en el suelo. También indican que pudo haber recibido un impacto de una pelota de goma. Según han destacado en una nota, "uno de los incidentes más graves ha sido la brutal paliza propinada por agentes de la Ertzaintza" a un joven en Vitoria, que ha tenido que ser hospitalizado e ingresado en la UCI. Según ha asegurado la izquierda abertzale, el joven "ha sufrido una brutal paliza mientras se encontraba tendido en el suelo".

Balance de incidentes

El balance de incidentes de las primeras horas de la huelga en Vitoria se ha saldado con cuatro detenidos. El primer arresto se ha producido a las seis y media de la mañana cuando un integrante de un piquete ha sido detenido acusado de atentar a agentes de la autoridad, mientras se encontraba en las cocheras de autobuses de la empresa municipal Tuvisa.

Según han precisado fuentes de la Policía vasca, el arresto se ha registrado a las seis y media de la mañana en la calle Agirrelanda, en el que se encuentran ubicadas las cocheras de los autobuses urbanos de Vitoria. El detenido, de 34 años e integrante de un piquete, está acusado de atentado a agentes de la autoridad. En las mismas cocheras la Ertzaintza ha imputado a otro integrante del piquete.

Por otra parte, la Ertzaintza ha detenido a tres miembros de un piquete que se encontraban realizando pintadas en el campus alavés de la Universidad del País Vasco. Según ha informado el Departamento vasco de Interior, las detenciones se ha practicado a las nueve menos cuarto de la mañana en el campus de Vitoria.

A los detenidos se les acusa de un delito de desórdenes públicos al haber sido sorprendidos realizando pintadas. Además, otra persona ha sido imputada en el Boulevard, en Vitoria, por desórdenes y se le han ocupado seis petardos pirotécnicos. A las 10:30 horas de la mañana han sido imputadas cuatro personas en la calle Juan XXIII.

Contenedores y barricadas

Los bomberos de Vitoria han tenido que intervenir para sofocar las llamas de ocho contenedores incendiados durante la jornada de huelga general de este jueves, en la que se han cruzado o movido un total de 72 depósitos de este tipo en la capital alavesa.

Además, y según ha informado el Ayuntamiento, se han quemado ruedas en la calzada en las calles Burgos y Jacinto Benavente.

Asimismo, varios manifestantes han lanzado clavos al paso de un autobús urbano y se han producido algunos incidentes con comerciantes al paso de las manifestaciones, en las calles Cercas Bajas y Gorbea. Además, varias personas han intentado acceder a la sede de la Diputación Foral de Álava.

Los bomberos han sofocado también las llamas de una barricada en la localidad alavesa de Murgia. Minutos antes de las tres de la madrugada, los bomberos han recibido un aviso que informaba de la existencia de una barricada en llamas en una carretera cercana Murgia.

Lanzamiento de petardos y objetos punzantes

Varias decenas de personas han lanzado petardos, huevos y objetos punzantes contra el Parlamento vasco durante una concentración celebrada frente a la sede del Legislativo autonómico, en Vitoria, que este jueves celebra un pleno ordinario.

Durante la protesta, en la que han participado unas 200 personas, se han lanzado proclamas como 'borroka da bide bakarra' ('la lucha es el único camino') o 'suntzitu kapitalismoa' (destruir el capitalismo).

Algunos de los participantes en la concentración, que ha obligado a intervenir a la Ertzaintza, han lanzado petardos, así como huevos y objetos punzantes a los periodistas que se encontraban en el acceso principal de la Cámara autonómica.

Además, han arrojado un bote de pintura negra contra una ventana de la planta baja de la sede del Legislativo autonómico, en la que habitualmente se realizan las comparecencias de prensa.

En las inmediaciones, especialmente en la calle Independencia y en la calle General de Álava, se han volcado contenedores y la basura ha quedado esparcida. En la segunda calle, a causa de la aglomeración de personas, varios autobuses urbanos de servicios mínimos han detenido su marcha.

Fotos

Vídeos