Álava rescata su pasado minero

El Gobierno vasco cataloga para su protección como patrimonio el paisaje industrial de las fábricas de asfalto y yeso con un gran atractivo turístico

FRANCISCO GÓNGORAVITORIA
El subsuelo alavés tiene centenares de galerías abandonadas. / Jesús Andrade/
El subsuelo alavés tiene centenares de galerías abandonadas. / Jesús Andrade

El subsuelo alavés no ha sido tan generoso como otros territorios hermanos con sus yacimientos de hierro (Bizkaia). Los criaderos de metal, especialmente, «han sido desalentadores», como recogen los autores del libro Arqueología Industrial en Álava, hasta ahora el más completo análisis de este sector económico.

La historia de la minería alavesa ha sido tan frustrante como la búsqueda de petróleo y gas aunque en este campo se han abierto nuevas expectativas con el gas no convencional y sus revolucionarios y polémicos métodos de extracción que han mantenido ocupados a decenas de exploradores e investigadores durante décadas sin resultados.

El departamento de Industria del Gobierno vasco constata seis zonas con explotaciones subterráneas de cierta entidad, todas abandonadas en estos momentos. También se habla de pequeñas galerías dispersas por el territorio, la mayoría de ellas de prospecciones de finales del siglo XIX, cuando también el territorio vivió la fiebre de la minería, como Europea entera.