Araba/Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, nueva denominación de las provincias vascas

El cambio de denominación oficial ha sido aprobado en el Senado con los votos en contra del PP y el respaldo del PNV, el PSOE y el resto de formaciones

AGENCIASMADRID

Los territorios vascos se denominarán oficialmente Araba/Álava, Gipuzkoa y Bizkaia, después de que las Cortes Generales hayan aprobado una proposición de ley por el que se cambia el nombre en castellano y pasan a denominarse en euskera, salvo en el caso de Álava, que mantiene las dos denominaciones. La proposición, debatida en el Senado, ha sido aprobada por 130 votos a favor y 110 en contra, todos del PP, mientras que las enmiendas presentadas por el PP para que la denominación oficial de las provincias vascas fuera tanto en castellano como en euskera han sido rechazadas por 130 votos en contra y 110 a favor. El cambio será oficial cuando se publique en el BOE, en próximas fechas.

El cambio de denominación oficial, planteado por el PNV en numerosas ocasiones en las Cortes y que hasta ahora había sido negado sistemáticamente por socialistas y 'populares', se incluyó en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 y finalmente el PSOE aceptó su tramitación en el Pleno del Congreso del pasado 15 de febrero, donde ya sólo se opusieron PP y UPyD.

En contra de los cambios, el senador Ramón Rabanera (PP), exdiputado general de Álava, ha comentado que el objetivo de sus enmiendas a la propuesta del Gobierno era "defender la pluralidad lingüística del País Vasco como así se contempla en el propio estatuto de autonomía", en el que se establece que "el euskera, lengua propia del pueblo vasco, tendrá como el castellano carácter oficial en Euskadi". Rabanera ha señalado que con la defensa de las enmiendas del PP, ha intentando defender la pluralidad, la convivencia, la no exclusión y el no crear un problema que no existe". El PP mantenía que fueran oficiales todas las denominaciones, tanto las euskéricas como las castellanas, en los tres territorios vascos.

En el turno contrario, el senador de PNV Iñaki Anasagasti ha pedido que "no se dramatice algo que debería ser una cuestión normal". "Usted se llama Rabanera con b", ha exhortado el senador vasco a su compañero del PP y le ha recordado que la grafía de su nombre es una grafía vasca. "No se empecine, es Rabanera con b y no Mayor Oreja", ha señalado posteriormente Anasagasti, tras alabar el carácter conciliador del senador del PP.

Según el senador del PNV, con este cambio se trata de hacer "normal lo que es normal a nivel de calle". Anasagasti se ha preguntado además si existe alguna circunstancia específica o algún hecho diferencial que impide a las provincias vascas hacer algo que se permite a otros, como ocurrió con Girona o Ourense. Ha recordado asimismo que en el caso de los territorios vascos las alteraciones son escasas en la fonética y la modificación se produce sólo gráficamente.

Misma situación

La senadora socialista Lentxu Rubial ha indicado que con el voto a favor su grupo quiere apoyar la decisión de las juntas generales sobre cómo querían que se denominaran las provincias vascas. Ha recordado, como la mayoría de los senadores que se han mostrado a favor del cambio, los casos de Girona, Lleida o A Coruña y ha indicado que se da la misma situación y todos los territorios tienen los mismos derechos.

Por su parte, el senador José María Mur, del grupo mixto, ha afirmado que las leyes no cambian todo y ha considerado que el debate sobre las lenguas no es fundamental. "La gente que viva en el País Vasco dirá lo que tenga que decir y lo nombrará con la denominación castellana o euskera y no pasará nada", ha señalado antes de mostrar su apoyo al dictamen de la ponencia.

Desde CiU, la senadora Coralí Cunyat ha basado su voto a favor del cambio en razones de normalidad y en el reconocimiento de una realidad lingüística indudable. Por último, el senador de la Entesa Rafel Bruguera ha calificado de "excepcional" que este asunto se tratara hoy en lugar de haberlo hecho hace dieciocho años como se hizo en Girona, en Lleida, en Cataluña, en las Illes Balears y en Galicia, dónde se hizo -ha puntualizado- con el voto a favor del PP.