elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 2 / 14 || Mañana 4 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La muerte del matrimonio de ancianos se produjo por un único disparo

prosigue la investigación para tratar de determinar cómo se produjo la muerte

La muerte del matrimonio de ancianos se produjo por un único disparo

Interior prosigue con la investigación ante las hipótesis del suicidio pactado o que el hombre quisiera suicidarse y su mujer muriera al intentar impedirlo

27.01.11 - 10:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El matrimonio de 76 y 82 años que falleció ayer en Vitoria murió por un único disparo de un rifle que les alcanzó a la altura del pecho, según ha informado la Ertzaintza, por lo que la hipótesis de que fuera un crimen de violencia machista pierde peso y se baraja la posibilidad de un suicidio.
En las últimas horas, la investigación abierta por la Unidad Científica de la Ertzaintza ha dado un vuelco al comprobarse que los dos ancianos murieron de un único tiro a la altura del pecho y que el arma utilizada fue un rifle de caza, "más potente y preciso" que una escopeta, según han informado fuentes del Departamento de Interior.
Frente a la versión de los hechos ofrecida ayer, y a falta de conocer el resultado de la autopsia, el Departamento vasco de Interior ha señalado que ahora se barajan dos hipótesis, o bien que se trate de un suicidio pactado y que ambos murieran al efectuar un único tiro con la escopeta de caza de su hijo, o que el hombre de 76 años quisiera suicidarse y su mujer, de 82, muriera al intentar impedirlo.
Los cadáveres permanecen en el instituto anatómico forense de Vitoria, donde se les está practicando la autopsia, que probablemente aportará más datos a la investigación de este caso.
La Policía vasca tuvo conocimiento de la muerte de los dos ancianos al recibir a las seis de la tarde de ayer el aviso del hijo de ambos, que los encontró muertos en su casa.
La Unidad Científica de la Ertzaintza prosigue con la investigación de este caso para tratar de determinar cómo se produjo la muerte del matrimonio.
Conmoción en Lakuabizkarra
La tragedia conmocionó a toda la ciudad a última hora de la tarde, y en especial al barrio de Lakuabizkarra. Hacia las 18.00 horas, los dos cuerpos fueron encontrados por el hijo de ambos, con quien compartían vivienda en el segundo piso del número 7 de la calle Landaverde. Allí también vivía su nuera y su nieta.
La Ertzaintza que trabaja con varias hipótesis, ayer no daba por hecho que se tratara de un caso típico de violencia de género. Fuentes de la investigación confirmaron a este periódico que no había «ni denuncias, ni antecedentes, ni testimonios» previos que hiciesen sospechar que el hombre maltratase a su mujer. Asimismo, las primeras pesquisas policiales, añadieron los mismos medios, apuntan a que el presunto homicida podría padecer «tendencias suicidas».
Es el testimonio del hijo el que ha hecho llegar a las autoridades a esta conclusión. Según declaró, su padre había manifestado de manera recurrente en los últimos tiempos que se iba «a matar».
Doble nacionalidad
La pareja era de origen cubano, aunque tenía raíces españolas y disponía de doble nacionalidad. Hace dos décadas llegaron a Araia, y desde hace ocho años residían en Vitoria. El piso que ahora ocupaban, una VPO propiedad de su hijo, se había convertido en su hogar hace seis años, en el mismo momento en que el Gobierno vasco entregó la promoción. Allí también habitaba su nuera, que recientemente había llegado de Cuba, y la nieta, que el año pasado hizo la Primera Comunión.
Los vecinos de la pareja vieron al hombre, Pablo Alexis R., a las 13.00 horas de la tarde. Llegaba a comer a casa como cada día en la furgoneta del negocio que regenta su hijo, Pedro R., un taller mecánico ubicado en la calle Portal de Bergara, en las proximidades del pabellón Buesa Arena. Sus conocidos apuntan a que ambos estaban muy unidos.
A la hora de comer se produjo una fuerte discusión. Un vecino indicó que hacia las 16:30 horas había oído un fuerte ruido procedente de la vivienda donde vivía el matrimonio fallecido, aunque no creyó que se tratara de un disparo. El hijo del matrimonio, ante la ausencia de su padre en el taller -a donde iba diariamente para ayudarle con el negocio- fue al piso, donde se encontró con ambos cadáveres.
Tras la llamada a la Policía, los agentes constataron que el armero donde su hijo, aficionado a la caza, guardaba el arma con llave estaba reventado.
Pasadas las 18.30 horas llegaron al lugar varios responsables de Seguridad Ciudadana, encabezados por el alcalde, Patxi Lazcoz, y el concejal del ramo, José Manuel Bully. A las 19.45 se personó el juez para el levantamiento de los cadáveres y los cuerpos fueron trasladados pocos minutos antes de las 21.30 al Instituto Anatómico Forense del Palacio de Justicia de Vitoria, donde se les practicó la autopsia.
«Sociables y educados»
El suceso conmocionó a los residentes del lugar, donde nunca se había producido una situación semejante y, como casi siempre sucede en estos casos, todos aseguraban que nada hacía presagiar la tragedia. La vecina que vive «pared con pared» con la familia recordaba en el portal que «nunca había escuchado ni discusiones ni nada, y aquí se oye todo». El matrimonio y su familia estaban plenamente integrados en la comunidad, donde compartían comidas y reuniones amables con otros vecinos. «Eran los primeros en ayudar cuando hacía falta e, incluso, íbamos a comprar juntos al Eroski los sábados», añadía un señora. Era una gente «muy normal, sociables y educados».
En Tuenti
Empleados de una funeraria trasladan uno de los cadáveres. / I. Onandia
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.