El Juzgado de Vitoria ordena analizar los grafitos denunciados como falsos

Las pruebas analíticas serán practicadas por el Departamento de Química de la Guardia Civil

EFEVITORIA

El Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria ha ordenado analizar los grafitos hallados en Iruña-Veleia bajo la gestión de la empresa Lurmen y que han sido denunciados como falsos por la Diputación alavesa.

Los supuestos hallazgos falsos, localizados entre 2005 y 2006, son unos grafitos escritos en cerámicas de los siglos III, IV y V que en su día se calificaron como históricos porque, entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo.

La empresa Lurmen, dirigida por Eliseo Gil, ex director del yacimiento alavés de Iruña-Veleia, ha explicado en un comunicado que las pruebas se llevarán a cabo a petición suya y ha confiado en que, una vez realizadas, "quedará resuelta la polémica sobre el hallazgo y se aportarán pruebas de cara a la resolución del caso".

Las pruebas analíticas serán practicadas por el Departamento de Química de la Guardia Civil.

Lurmen ha denunciado la postura de la Diputación alavesa, que tras denunciar la supuesta falsedad de los hallazgos, "ha ignorado los requerimientos judiciales para la realización de las analíticas" pedidas por Lurmen, "cuando es esta institución la que debería haber pedido las pruebas para demostrar que son falsificaciones recientes", ha considerado.

Por contra, ha sido la empresa denunciada la que ha pedido las pruebas "de cara a demostrar su autenticidad", ha subrayado.

Según Lurmen, el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria, encargado del caso, ha remitido varias providencias a la Diputación alavesa desde el mes de abril solicitándole un listado de piezas a analizar y "a fecha de hoy, ni una sola de ellas ha sido contestada por parte de la institución foral".