Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA

Archivada la querella presentada por Euskotren contra Eliseo Gil por otra supuesta estafa del arqueólogo
09.10.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La jueza cita el día 23 a los expertos que declararon falsos los hallazgos de Veleia
Gorrachategi, a la izquierda, y Yanguas, en el extremo derecho, durante su comparecencia en Juntas Generales. / BLANCA CASTILLO
El 'caso Iruña-Veleia' entra en una nueva fase. La titular del juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria ha citado a declarar a los expertos en Arqueología, Historia Antigua y Química Analítica que tacharon de «falsos» los hallazgos en este yacimiento alavés. Los lingüistas y arqueólogos acudirán el día 23 al Palacio de Justicia, en lo que supone otro paso más en la investigación abierta por la magistrada tras la denuncia presentada por la Diputación alavesa contra los máximos responsables de la excavación, con Eliseo Gil a la cabeza. El arqueólogo y su equipo ya han prestado declaración.
Entre las personas que comparecerán en el juzgado se encuentran los catedráticos de la UPV José Joaquín Gorrochategui, Joseba Lacarra o Juan Santos Yanguas. Todos ellos, junto a una veintena de expertos internacionales, elaboraron un informe tan unánime como demoledor contra los restos encontrados por Gil y su equipo. Según su investigación, los hallazgos -unas inscripciones que pretendían reescribir la historia del euskera y del cristianismo en el País Vasco- «no eran compatibles» con la época a que se remonta este asentamiento; los siglos III, IV y V.
Sus conclusiones, dadas a conocer hace casi un año, llevaron a la Diputación, además de a retirar la subvención a la empresa Lurmen S.L. que explotaba Iruña-Veleia, a presentar una querella contra el arqueólogo y ex director del yacimiento, Eliseo Gil; el geólogo de su equipo Óscar Escribano; y el coordinador de las analíticas, el supuesto físico nuclear Rubén Cerdán. A los dos primeros se les acusa de un presunto delito de atentado al patrimonio, mientras que sobre Cerdán y Gil pesa una imputación añadida de estafa.
Euskotren, uno de los mecenas del yacimiento con una aportación anual de 300.000 euros, también presentó dos querellas por «estafa». La primera fue archivada a principios de septiembre. Lo mismo acaba de suceder con la segunda. No así, con el supuesto de delito de atentado al patrimonio, cuyo proceso entrará en un nuevo nivel con las declaraciones de gran parte del comité de expertos.
Desde noviembre
El escándalo sobre el yacimiento de Iruña-Veleia, situado a unos diez kilómetros de Vitoria, saltó en otoño del año pasado, cuando la Diputación, ante las insistentes dudas generadas entre la comunidad científica, ordenó la realización de un exhaustivo informe sobre los hallazgos. El 19 de noviembre de 2008, en una comparecencia ante las Juntas Generales, la comisión elegida, de prestigio nacional e internacional, echó por tierra la validez de los conjuntos epigráficos con representaciones de la crucifixión y las supuestas palabras más antiguas de la lengua vasca.
Una vez conocidas las conclusiones, la Diputación presentó la denuncia contra Eliseo Gil. Entre los documentos recabados y entregados ante el juzgado figura el testimonio de una empresa alemana de productos informáticos de alta tecnología. Según esta compañía, los informes de Cerdán para autentificar los hallazgos «son copia» de uno de sus manuales.
Aún hay más. Los laboratorios CEA-CNRS de Francia confirmaron a los responsables forales que «nunca» realizaron los análisis que el 'físico' nuclear aseguró que se hicieron para certificar la autenticidad de los restos. Por este concepto, el ente foral abonó 5.817,40 euros.
El vasto sumario también da cabida a episodios más estrafalarios. A principios de junio, el juzgado de Instrucción número 1 mandó traer la réplica de una letrina romana encontrada en Iruña-Veleia. Esta reproducción, localizada por la Diputación tras recuperar el control del asentamiento, presentaba una tapa decorada con inscripciones muy parecidas y de similar factura a las realizadas en trozos de cerámica sigilata, piedras y huesos que componen el conjunto de grafitos presentados como «extraordinarios» por Gil y su equipo.
Una plataforma pidió el martes la revisión de los hallazgos y la retirada de la querella foral.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS