Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Deportes

athletic

Los de Caparrós han perdido el partido de ida de la previa de la Uefa contra el Young Boys por 0 a 1 y La Catedral los ha despedido con una pitada
30.07.09 - 23:30 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El pobre Athletic se complica el sueño europeo
Llorente se lamenta y un jugador del Young Boys celebra la jugada./ Borja Agudo
Un pobre Athletic ha ofrecido una decepcionante imagen en su primer partido oficial de la temporada y ha caído derrotado por 0-1 ante el Young Boys suizo, que superó en todas las facetas a los rojiblancos. Esta derrota aleja un poco más el sueño europeo y, lo que es más importante, deja muchas sobras de cara a lo que puede verni a lo largo del año. Mucho deberán mejorar los de Caparrós, que mostraron de nuevo los mismos errores de etapas anteriores. La fragilidad defensiva, la falta de ideas y el escaso ritmo de juego son malos síntomas que hay que paliar cuanto antes.
Apenas dos ocasiones claras logró crear el Athletic, ambas a balón parado. Una falta directa de Yeste y un penalti errado por Llorente. Nada que ver con los de Petkovic, que dieron sensación de peligro prácticamente cada vez que atacaron. El partido arrancó con más ilusión que otra cosa, y sobre todo en las gradas, que al final presentaron un aspecto bastante bueno. El Athletic encaró este primer compromiso oficial como pudo, o lo que es lo mismo, sacando a la luz las mismas carencias que mostró durante la pretemporada. El Young Boys, mucho más rodado, le superó físicamente, pero también con el balón en juego.
Sus velocidad y presión fue un obstáculo difícil de superar para los rojiblancos, a los que les costó una eternidad entrar en el partido. Así las cosas, fueron los suizos los que tuvieron mayor posesión y quienes dominaron con más claridad. Poco a poco fueron imponiéndose a un Athletic que era un quiero y no puedo contínuo. Y al final, ese dominio lo supìeron aprovechar los visitantes, que se adelantaron en el marcador tras una contra de libro que Doumbia culminó tras mandar al fondo de la portería un rechace de Iraizoz.
El gol suizo descolocó por completo a los de Caparrós, que por unos minutos quedaron a merced de su rival. Tanto es así que a punto estuvieron de encajar el seguundo gol en el 29, pero Iraizoz y un mal remate del ariete lo evitaron. La afición rojiblanca castigó el mal juego de los suyos con una severa pitada en torno a la media hora de partido. Eso hizo reaccionar de manera muy tímida al equipo, que se acercó con algo de peligro por fin a la portería visitante. En el 40, Fran Yeste botó una falta directa que el meta suizo sacó con una palomita sobre la misma línea. Fue lo único destacable del basauritarra, que fue sustituido en el descanso por David López.
Llorente falla un penalti
Tras la reanudación, llegó un nuevo susto para los rojiblancos. Otra vez Doumbia, que volvió loca a la zaga bilbaína con su movilidad, pudo haber marcado, pero esta vez no acertó. Tomó entonces el Athletic las riendas del choque, y trató de darle algo de velocidad, la única forma de poder superar a los de Petkovic. Les costó a los leones conseguirlo, pero lo lograron. De este modo, el el minuto 51 el colegiado señaló penalti por un claro derribo de Iraola dentro del área. Sin embargo, el cancerbero le adivinó la intención a Fernando Llorente. El 9 bilbaíno tiró raso y a colocar, pero demasiado flojo. Una oportunidad clarísima desperdiciada.
Lo siguió intentando el Athletic. Dos minutos después, Javi Martínez cabeceó algo forzado un lanzamiento de falta de David López, y su remate se marchó rozando el palo. En el minuto 58 de esta segunda mitad llegó el momento que muchos aficionados llevan esperando desde hace algún tiempo. Entre aplausos, Iker Muniain saltó al campo, convirtiéndose así en el jugador más joven en debutar con el primer equipo, por delante incluso del mítico Zarra. El joven canterano, de 16 años, apenas tardó un minuto en tener su primera ocasión de gol, lo que le valió su segunda gran ovación de la noche.
Pero poco a poco el partido fue perdiendo gas, y se empezó a jugar al ritmo que más interesaba al Young Boys, que pasó de utilizar su velocidad como principal arma a ejecutar un fútbol mucho más conservador y cerrado. Cayó el Athletic en la trampa suiza, y tuvo que esforzarse mucho para crear alguna ocasión de peligro. Iraola, en el 71, mandó por encima del larguero un remate forzado tras un saque de esquina. En el 82, Llorente, que estuvo muy intermitente, cabeceó dentro del área y la pelota se marchó de nuevo rozando la madera. Entre medias, Iraizoz paró bien un fuerte disparo desde la frontal de los suizos. En los minutos finales, fue el Young Boys el que mejor supo manejar los tiempos del partido, a pesar de que el Athletic trató de tirar de coraje, pero fue insuficiente para superar el ordenado entramado defensivo rival.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS