Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Miranda

Miranda

La construcción del viaducto del futuro polígono saca a la luz fragmentos de «un cadáver muy antiguo»
07.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los trabajos de construcción del viaducto que se convertirá en uno de los puntos de comunicación básicos del futuro polígono industrial de Ircio han sacado a la luz una serie de restos humanos que se encuentran ya en los laboratorios de la Policía Científica de Madrid. «Un fémur, alguna costilla, vértebras, fragmentos del cráneo y de la mandíbula». El movimiento de tierras que se realiza en la zona desde hace semanas deparó el pasado jueves este sorprendente hallazgo que obligó a movilizar a la Policía Nacional y que requirió la intervención de uno de los juzgados de la ciudad.
Las obras se suspendieron durante varias horas y, según aseguraron ayer fuentes consultadas por este periódico, se han vuelto ya a reanudar, aunque parcialmente. Porque se hace imprescindible conocer el dictamen científico antes de inclinarse por una decisión más drástica. Es lo que aseguraron fuentes policiales; no ha dado tiempo para una valoración técnica. Pero sí ratificaron tanto su naturaleza como el hecho de que los fragmentos del cadáver no eran recientes. «Se trataría de restos humanos casi al cien por cien y, desde luego, la primera impresión es que eran muy antiguos; bastante antiguos, de hecho».
Respaldó esta versión uno de los testigos presenciales, el alcalde de la localidad pedánea. Miguel Díaz recordó que en esa zona existía una antigua población que identificó como Revenga al referirse a una ermita que se encontraba allí. «De hecho, la figura de la virgen de Revenga se encuentra en nuestra iglesia», puntualizó. Siguiendo esta tesis apunta a la posibilidad de que en el lugar se produjesen varios enterramientos «muchos incluso durante la época de la peste, en la que no había sitio en los cementerios». Díaz recuerda, además, que trabajando en algunas fincas próximas se ha llegado a encontrar con restos de piedras que pudieran pertenecer a alguna de las construcciones que existieron allí. «Tendrían muchísimos años. Yo lo sé por las historias que se han contado en el pueblo, por lo que me decía mi padre», apunta.
Determinar el valor arqueológico de esos restos, si se mantiene finalmente el carácter antiguo que hoy se asegura, es de momento un ejercicio de adivinación. Pero los estudios previos al inicio del macro proyecto logístico de Ircio, que lastra varios años de retraso, ya contaban, en cualquier caso, con una posibilidad de este tipo. EL CORREO reflejó de hecho en 2005 que el informe arqueológico que la Junta realizó en Ircio hacía referencia a la localización de «restos de la prehistoria más moderna y en cuatro puntos concretos».
Las Ánimas
El documento detallaba que sólo en uno de esos cuatro puntos, en el yacimiento conocido como Las Ánimas -datado en el período calcolítico y excavado en 2002- se habían encontrado pequeños restos de cerámicas elaboradas a mano, «unos trozos de un cuenco», precisaron en aquel momento desde el Ayuntamiento. En los otros tres fueron halladas «unas cuantas lascas de silex».
El responsable de Urbanismo de aquella primera legislatura de Fernando Campo, Jesús Ángel Visa -hoy titular de Medio Ambiente- zanjó que los objetos encontrados «no eran de gran entidad» y que respondían a los numerosos asentamientos humanos que han precedido al nacimiento de Miranda.
Otras actuaciones en el entorno y que hoy son sólo papel, ya enterrarían parte de esa memoria. Es el caso del pretendido tercer carril para la carretera Logroño, una obra que se asociará al futuro desarrollo del polígono y que acabaría con alrededor de 10.000 metros cuadrados del asentamiento de Arce-Mirapérez. Proyectos como el pretendido polígono de Rottneros pasaron a la historia precisamente por el valor arqueológico de su subsuelo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS