Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA

Dicen que los hallazgos «pueden ser» auténticos y descartan que ciertas inscripciones se hayan hecho recientemente
04.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Eliseo Gil continuó ayer con su ronda de comparecencias en los juzgados vitorianos por las querellas presentadas contra él por estafa y atentado contra el patrimonio a cuenta de los hallazgos en Iruña Veleia. En esta ocasión le tocó el turno al proceso abierto por la Diputación. En esta fase de instrucción, el ex director del yacimiento presentó ocho informes con los que trata de ratificar la autenticidad de los polémicos grafitos, que fueron tachados de falsos por una comisión de científicos convocada por la entidad foral el pasado mes de noviembre.
La ex subdirectora de Iruña Veleia, Idoia Filloy -también acusada por estafa junto a Gil en sendas causas impulsadas por Euskotren y ETS, patrocinadoras del yacimiento-, asegura que los estudios demuestran que los grafitos «pueden ser» auténticos. Además, en alguno de ellos se asegura que las inscripciones «no se han realizado recientemente». Uno de los estudios presentados, del arqueólogo Edward Cecil Harris, se refiere a la metodología arqueológica y ya había sido aportado el pasado martes en la causa abierta por Euskotren. En otros casos, como el informe de la egiptóloga Ulrike Fritz -que se refiere a los jeroglíficos egipcios- ya era conocido porque se había remitido a la comisión de investigación formada por la Diputación el año pasado. Por otra parte, dos documentos han sido elaborados por Filloy.
Cuentas y patrimonio
Además, Eliseo Gil entregó al juez -ni la Fiscalía ni la Diputación los tienen aún en su poder- un informe del catedrático de Historia Antigua de Santiago de Compostela Antonio Rodríguez Colmenero sobre los grafitos, otro del filólogo Juan Martín Elexpuru, otro del geólogo Koenraad Van den Driessche y, por último, un informe del médico paleopatólogo Joaquín Baxarías Tibau, de la asociación catalano-balear de paleopatología.
De este modo, los implicados en el caso Iruña Veleia llevan a los juzgados un enfrentamiento científico en el que los jueces se deberán de basar para decidir si hay pruebas suficientes para abrir un juicio penal por estafa, o si los querellantes deberán limitarse a acudir a la vía civil para reclamar una compensación económica o la devolución de las ayudas que recibió.
La de ayer fue la tercera comparecencia de Gil en los juzgados esta semana, tras haber hecho lo propio el martes en referencia a la querella presentada por Euskotren, y el jueves en la causa impulsada por ETS. En la primera de ellas, según fuentes próximas a la investigación, Gil eludió aclarar dudas sobre su patrimonio y explicar por qué Lurmen S. L., su empresa, no presentó cuentas en el Registro Mercantil desde 2005. Pero el asesor mercantil de la empresa aseguró que las cuentas de 2006 y 2007 ya están presentadas. Aunque, según fuentes implicadas en el proceso, no lo estaban a fecha de 4 de febrero, cuando el escándalo sobre el supuesto mayor fraude de la arqueología vasca ya había estallado.
Según ha podido saber EL CORREO el también imputado Rubén Cerdán ha sido localizado en Almería, donde deberá declarar ante el juez. Al parecer, Gil se desvinculó ayer de un informe firmado por su colaborador.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS