Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

TAU Cerámica

MAMADOU DIOP JUGADOR DEL BASKONIA

El senegalés encabeza la nueva hornada de talentos reclutados por el club para asegurarse el futuro
28.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Sueño con ser el mejor del mundo»
Mamadou posa ante una imagen de Splitter, un modelo a seguir. / EDUARDO ARGOTE
Alfredo Salazar, el sempiterno descubridor de nuevos talentos baskonistas, no lo duda al definirle. «Tiene algo especial», suelta sin temor a equivocarse. «Además hablamos de un chico educado, con DNI... Puede llegar a un nivel alto si trabaja duro». La diana de sus piropos responde al nombre de Mamadou Diop, una de las nuevas perlas del Baskonia. Nacido en Senegal hace 16 años, ha firmado un contrato de larga duración con la entidad azulgrana. Fantasea con hacerse un hueco algún día en la primera plantilla. Con que su cara aparezca en el póster oficial dentro de una decada o un poco antes. Ésta es su historia.
-¿Cómo ha acabado en Vitoria?
-Jugaba en el Adeje tinerfeño y Juan Pedro (Cazorla y ayudante del director deportivo, Alfredo Salazar) vino a mirar jugadores y ahí entablamos contacto. Pidió permiso a mi entrenador y me propuso probar en Vitoria. Vine por primera vez hace cinco meses. En Tenerife completé el campeonato y hace dos meses volví para hacerme unas pruebas médicas. Ahora ya he firmado un contrato y espero estar muchos años aquí.
-Preséntese. ¿De qué juega? ¿Edad?
-De 'dos', de 'tres'. Lanzo triples... No sé si dice mucho o no, pero fui nombrado el mejor jugador del campeonato de las Islas Canarias. ¡Ah! Tengo 16 años y nací en Dakar, capital de Senegal, aunque ya poseo DNI español.
-¿Altura?
-1,99 metros. Pero como sólo tengo 16 años espero crecer algún centímetro más.
-¿Qué tiene para que el Baskonia haya apostado tan fuerte por usted?
-Hemos firmado un contrato de larga duración. Creo que de ocho años o algo así. Los cuatro primeros serán para formarme y mejorar como jugador, luego creo que habría una opción para intentar dar un salto. Ahora tengo que trabajar muy duro y en los próximos años ya se verá qué sucede conmigo.
-Se le ve muy contento.
-Es que es una gran ocasión para mí. Me gusta mucho, mucho la ciudad. Mucho, mucho, mucho. El TAU está muy bien, pero que muy bien. Se trabaja duro, pero se aprende cada día. Estoy muy contento, de verdad.
-Desvele su agenda diaria.
-Por las mañanas estudio español, porque la verdad es que lo hablo muy poco. Me defiendo mejor en francés y también chapurreo unas palabras en inglés, aparte de los dialectos de mi país. Luego estoy con Iñaki (Iriarte), Alfredo (Salazar) y Juan Pedro (Cazorla). Iñaki es duro pero muy buen entrenador. El TAU dispone de un plantel de preparadores muy completo. Me enseñan movimientos, técnica individual, es entretenido.
-¿Qué le dicen?
-Primero, que trabaje, que me esfuerce. Y en ello estoy. Mi sueño es jugar algún día en la ACB, pero tengo que ir poco a poco. Creo que andaremos entre el filial y el equipo junior.
-¿Cómo era su vida antes de Vitoria?
-Buscaba un futuro mejor. Pasé de Dakar a Tenerife, pero en avión no en cayuco. Llevaba unos tres años jugando al baloncesto pero quería algo mejor, un sitio donde buscar una oportunidad. Hablé con mis padres y estaban de acuerdo. En mi país de origen hay mucha materia prima, hay muchos jugadores con ganas de trabajar. Sin embargo, las instalaciones no son las mejores. Así que pienso que es mejor emigrar, buscar un futuro mejor en Europa.
-¿Sus padres le apoyan?
-Están contentos. Mi padre está satisfecho. Mi madre, igual. Sólo quieren que trabaje y que cumpla mi sueño.
«Trabajo duro, duro»
-¿Cuál es?
-Mi sueño es jugar algún día en la ACB, aunque soy consciente de lo complejo que es. Hay muchos jguadores con esa aspiración pero muy pocos llegan. Pero sé cómo se trabaja aquí con los jóvenes. Ahí están los ejemplos de Scola, Splitter, Calderón, Vidal... Todos vinieron muy jóvenes. Se esforzaron a tope. Tengo confianza en hacer algo parecido. Creo que si sigo un trabajo duro, duro puedo tener una oportunidad.
-¿Qué impresión le ha causado la ciudad?
-Hay muy buenas personas, no hay problemas. La gente se porta muy bien con nosotros. Tampoco la conocemos mucho en profundidad porque mi día a día se resume a las clases de español en el centro cívico Ariznabarra y los entrenamientos. Tengo que mejorar mi español. Aún recuerdo mi primer día aquí. Alfredo, Juan Pedro e Iñaki me dijeron 'cabeza, trabajo y cojones', que no me rindiera nunca.
-¿Algún jugador modelo o referente?
-No tengo jugadores favoritos. Mi baloncestista favorito soy yo. Quiero ser un jugador muy bueno. Y claro, me encantaría ser algún día el mejor jugador del mundo. Sueño con ello.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

buscador

Buscador de deportes
buscar
Vocento
SarenetRSS