Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

MARI PAZ LARRUMBIDE VICECONSEJERA DE VIVIENDA DEL GOBIERNO VASCO

Asegura que los cupos de los sorteos se van a mantener, «aunque hay situaciones que podrían mejorarse»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Si hay gente que no quiere un piso en alquiler es que no estará tan necesitada»
Mari Paz Larrumbide, en la sede de Lakua.
Reconoce que construir 40.000 pisos protegidos hasta 2013, de los cuales 16.000 serían en alquiler, es un «reto difícil» para el Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, dirigidos por Iñaki Arriola, pero recalca que «se puede conseguir». La viceconsejera Mari Paz Larrumbide, que trabajó en el área de Vivienda del Gobierno vasco «hace veinte años», quiere devolver a los municipios el protagonismo que, según los socialistas, habrían perdido durante los ocho años de gestión del consejero Javier Madrazo. «Queremos que los alcaldes sean el principal 'tractor' de la vivienda. Es más fácil resolver el problema si todos tiran del carro. No cabe duda de que la construcción de pisos es una fuente de ingresos para los ayuntamientos. Moviliza la mano de obra y la economía locales».
-Los socialistas han acusado siempre a Madrazo de haber ignorado a los municipios.
-Muchos ayuntamientos se han dirigido a nosotros con quejas en ese sentido. Se consideraban poco atendidos, poco escuchados...
-El consejero Iñaki Arriola sugirió en el Parlamento vasco que los pisos de protección se encarecerán.
-Ahora mismo, con el margen que tiene el constructor, hay promociones que no salen. Y como no salen, nos las comemos. ¿Tendrán que venderse las viviendas más caras? No lo sé, estamos estudiándolo. Igual hay que dar una subvención.
«Cumple su función»
-De todos modos, los sorteos y las adjudicaciones de los pisos protegidos ¿seguirán centralizándose a través de Etxebide?
-Cumple su función, así que no hay ninguna razón para suprimirlo. En principio, los cupos de los sorteos (jóvenes, discapacitados, aspirantes con más de cuatro años de antigüedad, etc.) se van a mantener. Posiblemente no sean lo más justo; se dan situaciones que quizá podrían mejorarse... Pero, de momento, es lo que hay.
-¿Qué piensa de la renuncia de la parlamentaria Garbiñe Sáiz a la vivienda que le ha tocado debido a que aumentaron sus ingresos?
-Entiendo que cumplió los requisitos. Envió la declaración de Hacienda del año que le correspondía.
-¿Se cambiará la normativa en el futuro?
-De momento, no. ¿Y qué pasa con alguien que puede acceder a una vivienda y a los dos meses está en el paro y ya no puede? ¿Y si al cabo de un tiempo, vuelve a cambiar la situación? Temo que las revisiones de la situación de los adjudicatarios causen más problemas personales e injustos.
-Su departamento quiere hacer pisos protegidos para venderlos a ciudadanos de rentas más altas. Sin embargo, el Ararteko insiste en que sólo deberían adjudicarse en alquiler.
-En teoría es estupendo. Pero luego nos encontramos con la realidad. No todo el mundo quiere una vivienda en alquiler. Y si eso es así, quienes no la quieren no estarán tan necesitados... Está claro que, para las personas más necesitadas, tiene que haber pisos de alquiler siempre. Mientras, para los que buscan pisos en propiedad, hay que intentar que baje el valor del mercado, hay que buscar una solución intermedia entre el alquiler y la vivienda libre.
Propiedad y alquiler
-Ustedes insisten en la viabilidad económica de las promociones.
-Sería estupendo si fuéramos un país muy rico y tuviéramos unos impuestos altísimos y se pudieran construir pisos de alquiler que no se van a rentabilizar en quince o veinte años. Pero como no es el caso... habrá que mezclar propiedad y alquiler.
-De todos modos, los socialistas defienden avanzar hacia lo segundo.
-Pues sí. Queremos que el alquiler suponga el 40% de los pisos protegidos. Pero si el Gobierno vasco hiciera sólo alquiler, las viviendas las ocuparían los estratos menos potentes económicamente, y la mezcla social que estamos buscando quedaría un poco desequilibrada. Habría zonas sólo de alquiler social; faltaría esa combinación con los propietarios de vivienda protegida y libre que conseguimos años atrás, y de la que nos sentimos halagados.
-El consejero Arriola ha planteado la posibilidad de que el precio de una VPO varíe en función de los ingresos de los adjudicatarios. ¿Cómo articularía esa política?
-En principio, hay distintos costos de la vivienda, que supondrían precios diferentes. Pero eso es muy complicado de llevar a cabo. Dos viviendas iguales no pueden costar distinto. La línea está todavía sin diseñar, pero podría haber diferentes ayudas para los adjudicatarios de la vivienda, según sus necesidades. El piso costaría más o menos en función de tales ayudas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS