Ibarrondo dice que "no prevaricó porque su decisión era ajustada a derecho"

El jefe del servicio de Edificaciones del Ayuntamiento insiste en que los estudios realizados rechazaban la edificación y que cuando se autorizó finalmente la construcción "no constaba ningún informe técnico"

EL CORREO DIGITAL |VITORIA
Ibarrondo a su llegada al Juzgado. / Iosu Onandia/
Ibarrondo a su llegada al Juzgado. / Iosu Onandia

El ex edil de Urbanismo de Vitoria del PP Jorge Ibarrondo ha rechazado hoy ante el juez el delito de prevaricación del que se le acusa por conceder una licencia de construcción de siete chalés en Ali. Por su parte, varios técnicos han ratificado que dicha obra contaba con informes negativos.

Salgado Iglesias, la empresa constructora de estos chalés, que ya están edificados y ocupados, presentó una petición de licencia para esta obra que fue rechazada por el Ayuntamiento en un primer momento porque los informes técnicos dictaminaron que en dicha parcela no se podían edificar siete chalés porque medía menos de 2.000 metros cuadrados. Posteriormente la empresa presentó sus alegaciones que nuevamente fueron rechazadas, según ha reconocido Ibarrondo.

No obstante, Salgado Iglesias volvió a presentar la petición de licencia aportando una serie de datos en los que constaba que la parcela medía más de 2.000 metros cuadrados y entonces Ibarrondo pidió que se revisase el expediente. Finalmente, el ex concejal autorizó la licencia "sabiendo que la resolución era correcta", según ha dicho en el juicio a preguntas del fiscal ya que se ha negado a responder al letrado de la acusación particular que representa a EB.

Superficie inferior a 2.000 metros cuadrados

Hoy también han declarado varios técnicos, entre ellos Javier Villaverde, entonces Jefe del servicio de Edificaciones del Ayuntamiento, un departamento que se encarga de elaborar los informes técnicos previos a la concesión de licencias urbanísticas. Villaverde ha insistido en que los técnicos emitieron informes negativos sobre la obra porque la parcela tenía una superficie inferior a los 2.000 metros cuadrados que la normativa exige para poder edificar siete chalés. Además, ha confirmado que en el expediente que finalmente autorizó Ibarrondo "no constaba ningún informe técnico".

También la aparejadora Lourdes Arbona, que trabaja en el servicio de Edificaciones, ha señalado que "había motivos suficientes" para denegar la autorización porque la parcela medía concretamente 1.963,12 metros cuadrados.

El juicio continuará el viernes con la presentación de las pruebas periciales y quedará visto para sentencia. Ibarrondo se enfrenta ahora a una pena de seis meses de cárcel y a una inhabilitación para el cargo de concejal por un periodo de siete años, solicitado por el ministerio público. La acusación particular, formada por EB y EA, amplía la petición de prisión a doce meses y, la segunda, a ocho años.

Apoyo de Alfonso Alonso

Poco después de comenzar el juicio, el PP alavés ha hecho público un comunicado en el que muestra su respaldo "unánime e incondicional" con su compañero de Vitoria. Están convencidos de que el proceso a Ibarrondo "va a echar por tierra el montaje político contra el ex concejal de Urbanismo".

"La única conclusión que se va a poder extraer de este juicio es que hubo una campaña de acoso y derribo contra el gobierno del PP que los grupos de la oposición entonces personalizaron en Jorge Ibarrondo", ha sentenciado Alfonso Alonso.