Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

null

VIZCAYA

El módulo acoge durante las obras dos consultas de Pediatría y otra de Dermatología
17.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La reforma del ambulatorio de Barakaldo obliga a atender pacientes en un barracón
Pacientes y empleados sufren las «molestias» de la mudanza. / PEDRO URRESTI
El ambulatorio central de Barakaldo afronta desde hace meses la mayor reforma de su historia. Un espectacular cambio de imagen con el que Osakidetza pretende modernizar un centro de salud que atiende a una población de casi 130.000 personas y que estaba obsoleto. Pero las obras, que se desarrollan sin interrumpir la actividad médica, se han traducido en múltiples molestias que incluso han obligado a dar cita en un barracón. Una situación que ha disgustado a buena parte de los pacientes.
Dos consultas de Pediatría y otra de Dermatología se han tenido que trasladar del interior del ambulatorio a la caseta prefabricada que se ha ubicado sobre el jardín exterior. El módulo acoge también a la supervisora de rayos y una oficina de atención al paciente. Dispone de una sala de espera con varias butacas, acceso para minusválidos, baño e incluso climatizadores, además del material médico necesario para prestar las distintas especialidades. Aun así, incluso los empleados sufren las «molestias» de la mudanza.
La consulta de Dermatología se ha trasladado hasta el barracón debido a las obras de remodelación que se ejecutan desde hace cuatro meses en la segunda planta del centro de salud. Los trabajos culminarán «en menos de un mes» y la especialidad regresará entonces a su emplazamiento original. No ocurre lo mismo con las de Pediatría, que se han visto perjudicadas por los trabajos de la planta baja, que son más complejos y se prolongarán en el tiempo. Quizá hasta finales de año.
Más cambios
El vetusto ambulatorio de la calle La Felicidad, que presta servicio a los vecinos de Barakaldo y Sestao, se somete desde hace unos meses a una reforma que será integral. Sin dejar de atender a los miles de pacientes que lo utilizan a diario, el principal reto consiste en reordenar la planta baja del complejo para habilitar un nuevo acceso por la calle Munibe que salvará las molestas escaleras actuales, cuyo espacio se ocupará con nuevas dependencias. El proyecto exigirá una inversión de 1,3 millones de euros.
Pero las obras irán más allá. De hecho, se han adentrado ya en el segundo piso del centro, donde se pretenden reordenar también las especialidades que se derivan desde el hospital de San Eloy. Una vez acabados los trabajos, la actuación se trasladará a las plantas primera y tercera.
Osakidetza comunicará los cambios a través de paneles informativos para evitar la confusión de los pacientes. Mientras tanto, se mantendrá el barracón prefabricado en el exterior de las instalaciones para atender el posible traslado de otras consultas y «evitar que se interrumpa la atención médica».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS