Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA

El ex diputado foral de Cultura sufrió el domingo un infarto cuando participaba en la carrera popular de 10 kilómetros de la Maratón Martín Fiz

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Fallece el doctor Pedro Ramos
Pedro Ramos era profesor de la Facultad de Farmacia. / JESÚS ANDRADE
Se fueron su sonrisa, su humor y su bonhomía. Pedro Ramos Calvo, médico y ex diputado de Cultura, falleció ayer a los 50 años de edad. Nacido en Zamora, casado y con dos hijos, el pasado domingo sufrió un desfallecimiento cuando corría una carrera popular de 10 kilómetros en las calles de Vitoria, sobre los túneles de Juan de Garay, y trataba de aplicarse a sí mismo lo que aconsejaba a los demás. Ya había sufrido un ataque al corazón hace tres años. Pese a los esfuerzos médicos en la UCI del Hospital Santiago, no pudo superar el infarto de miocardio.

Su funeral se celebrará mañana miércoles, a las 6 de la tarde en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Desamparados.
La noticia de su muerte conmocionó ayer a Vitoria, a Álava, a la clase política, a sus compañeros médicos, al mundo de la enseñanza universitaria, a la cultura y a miles y miles de personas que le conocían a través de la pequeña pantalla donde se había convertido en un rostro popular. Una de las múltiples facetas de su vida fue la divulgación científica de la medicina en programas nacionales como 'Saber vivir', en tertulias de EITB y en la televisión local Alava7.
Ramos Calvo fue ante todo un médico vocacional al que le gustaba comunicar y lo hacía con gran sencillez y claridad. Escribió más de doce libros sobre consejos de salud, uno con el popular y televisivo Txumari Alfaro, historia de la medicina y multitud de artículos. Actualmente preparaba un informe sobre la alimentación de los jóvenes. Pero eran su capacidad de trabajo y la de compaginar muchas actividades a la vez uno de sus rasgos característicos. Daba clases en la UPV, al tiempo que impartía conferencias o asistía a los programas de televisión. En los últimos años fue responsable del Aula de Cultura de la Fundación Vocento en Álava.
Sin rencor
También tocó la política. Entre 1991 y 1995 ocupó la cartera de Cultura en el gobierno de Alberto Ansola (PNV). Aquella experiencia le dejó un sabor agridulce porque se tuvo que enfrentar a episodios duros de la historia alavesa como poner fin al escándalo del fraude de Zubialde y el 'affaire' de la Casa del Santo. A pesar de que tuvo que abandonar la política, de todo salió sin rencor y con muchos amigos, porque si tenía una virtud esencial era la de ser un hombre bueno. «Así le recuerdo yo, afable, con una sonrisa en la cara, sin maldad», decía ayer el vicerrector de la UPV, Eugenio Ruiz Urrestarazu.
Su ex compañero de gobierno, el socialista Jesús Loza, resaltaba esa «parte alegre y abierta» de la personalidad de Pedro Ramos. Para otro socialista, Julio Herrero , que coincidió con él en las Juntas Generales, «fue un excelente profesional, un gran divulgador y una persona muy interesante».
«Fue un ejemplo de integración porque siendo de fuera supo entender perfectamente el país y ser uno más», agregó el psiquiatra Miguel Gutiérrez, coordinador de la Unidad Docente de Medicina. Para muchos como José María Resa, director de la UNED, «fue un gran hombre, un compañero».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS