Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

TOMA DE POSESIÓN DE PATXI LÓPEZ

Víctimas de ETA pudieron asistir por primera vez a la jura de un lehendakari en la Casa de Juntas

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El cambio ya ha comenzado»
Maite Pagazaurtundua abraza a Patxi López al final de la ceremonia. / IGNACIO PÉREZ
Las víctimas de ETA se mostraron ayer satisfechas. No sólo por la llegada de Patxi López a Ajuria Enea, «un hombre que -señalaron- apuesta de verdad por la paz y la libertad», sino porque, por primera vez, pudieron asistir a la jura de un lehendakari en la Casa de Juntas de Gernika. Nunca antes habían sido invitadas. El gesto representó una ventana abierta a la «esperanza» y una clara muestra de que «el cambio ya comienza a sentirse en Euskadi».
Una decena de damnificados presenciaron en el hemiciclo cómo López tomaba posesión de su cargo. Acudieron, entre otros, representantes de asociaciones del País Vasco, Cataluña, Valencia y Madrid. Todos vivieron el momento con «ilusión» y coincidieron en manifestar que, «sin duda, es un día histórico». Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, no pudo reprimir las lágrimas. Al término de la ceremonia se acercó al nuevo lehendakari y, emocionada, le abrazó con fuerza. Junto al árbol de Gernika, le susurró al oído: «Que aciertes mucho».
La hermana de Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Municipal de Andoain asesinado en 2003, deseó a López «que no caiga nunca en el sectarismo» y que «lleve a la sociedad vasca fuera del odio y del fanatismo». «Ojalá pueda dejar la impronta de un hombre que ha intentado siempre ser justo», expresó. La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo consideró que los aplausos recibidos por el nuevo lehendakari no fueron protocolarios, sino que estuvieron «cargados de voluntad» y prefirió quedarse con la parte positiva del ambiente que se vivió en el interior de la Casa de Juntas y dejar a un lado la frialdad demostrada por el PNV. «Creo que se ha transmitido que lo que deseamos es dejar una herencia mejor a nuestros hijos», valoró.
Lucía Nieves y Paco Zaragoza, policía nacional superviviente de un atentado etarra, recibieron apenas hace unos días una llamada telefónica del Parlamento vasco. «Nos dijeron que estábamos invitados y no lo dudamos. Es muy importante que podamos estar aquí», reconocían ayer.
Zaragoza vio en este gesto un paso adelante en favor de la normalización de las relaciones entre los damnificados y el Gobierno vasco. Los afectados por el azote etarra han agradecido también el apoyo recibido por parte de la anterior presidenta del Parlamento, Izaskun Bilbao. No así, por contra, de Juan José Ibarretxe, a quien han acusado en más de una ocasión de situar bajo un mismo prisma a víctimas y verdugos. En la nueva etapa que se abre, Zaragoza espera que los contactos con el futuro Ejecutivo y con la Cámara de Vitoria se produzcan de una manera «fluida y sin reproches». Y añadió: «Nosotros también deseamos ver el fin de ETA, y ojalá sea junto a López».
Claves en favor de la paz
Para lograr ese ansiado objetivo, las víctimas se ofrecieron a trabajar codo con codo junto al nuevo lehendakari. «Nosotros podemos darle algunas claves en favor de la paz», apuntaron. Rafael Marcos Aranda, ex edil del PP y representante de la Fundación ARCO, agradeció el «esfuerzo de deslegitimación» llevado a cabo por López y enumeró en este sentido tres asignaturas pendientes: «Que la Ertzaintza pueda luchar contra ETA, que se promueva una educación en valores en todas las escuelas vascas y que se deje de financiar a los grupos que apoyan el uso de la violencia».
Junto a Marcos Aranda, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Antonio García Casquero, quiso ofrecer todo su apoyo al nuevo jefe del Ejecutivo vasco. «Es el cambio que tantos años llevamos esperando», se congratuló. García Casquero, que criticó la actitud demostrada por quienes «no saben aceptar la alternancia democrática», en alusión a la formación jeltzale, instó a socialistas y populares a evitar que «bajo ningún concepto» el pacto al que han llegado pueda romperse porque, según advirtió, «el único que se alegraría es el partido que está en la oposición». El presidente de la AVT reiteró que la alternancia política «se produce en aras de la libertad» y abogó por «empujar todos en la misma dirección». La invitación de ayer fue, nunca mejor dicho, «un buen comienzo».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS