Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

08.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Socialistas y populares criticaron ayer la «frialdad» con la que el PNV asistió a los actos protocolarios en la Casa de Juntas de Gernika. En especial, reprocharon a los representantes jeltzales que no aplaudieran a Patxi López tras prometer el cargo por primera vez dentro del salón de actos. El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, y el presidente del Senado, Javier Rojo, hicieron patentes sus protestas. La bancada peneuvista, como también la de EA, EB y Aralar, permaneció en pie, pero sin aplaudir una sola vez. Muestra de lo que le espera al Gobierno del PSE en el arranque de la legislatura.
La escena, sin embargo, no fue del todo novedosa. Sólo hubo un intercambio de papeles. En la jura de 2005, la oposición también evidenció con un gesto la distancia que les separaba del lehendakari. En aquella sesión, los líderes del PSE y del PP, Patxi López y María San Gil, optaron por no saludar con aplausos la aceptación del cargo por parte de Juan José Ibarretxe.
Entonces las protestas se desataron en las filas del PNV. El senador Iñaki Anasagasti acusó a socialistas y populares de «falta de cortesía parlamentaria» y dijo sentir «estupor» por el comportamiento de la oposición. Lanzó incluso una advertencia: «Tomamos buena nota de lo que significa esto y haremos exactamente lo mismo en Madrid». Algunos representantes jeltzales en las Cortes mostraron su malestar al por entonces delegado del Gobierno en Euskadi, Paulino Luesma.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS