Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

la crisis del ladrillo en euskadi

Subrayan que el 'stock' de viviendas es muy inferior al del resto de España

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los promotores creen posible dar salida en dos años a los 15.000 pisos sin vender
Euskadi se encuentra en una posición más saneada que otras autonomías en la construcción. / JORDI ALEMANY
Los constructores creen que el mercado puede absorber en dos años los 15.000 pisos libres que permanecen sin comprador en Euskadi, un 'stock' acumulado entre 2004 y 2008, según se desprende de la comparación entre los inmuebles terminados y vendidos. Las empresas vascas del sector destacan que el exceso de producción de la comunidad autónoma -unas 3.000 residencias en Vizcaya, cerca de 6.000 en Álava y otras tantas en Guipúzcoa-, es sensiblemente inferior al registrado en las regiones mediterráneas, donde los pisos sin comprador se cuentan por cientos de miles.
Fuentes de los promotores de Vizcaya aseguraron ayer que el excedente de ese territorio -2.950 viviendas libres-, «no es ni mucho menos elevado», pues equivale a la producción de «algo más de medio año», si se toman como referencia los niveles de edificación inmediatamente anteriores a la crisis financiera.
Para los empresarios vizcaínos, incluso es razonable pensar que dentro de dos o tres años podría escasear la vivienda nueva libre en la provincia, puesto que el volumen de pisos iniciados cayó a la mitad en 2008, un dato a tener en cuenta cuando el mercado salga de su actual paralización.
Ahora bien, las citadas fuentes admitieron que la recuperación de las ventas no llegará a los niveles de la 'burbuja inmobiliaria' y, además, es todavía incierta, pues no depende sólo del restablecimiento del crédito, sino, sobre todo, de la «percepción de los ciudadanos sobre la evolución de la economía y el empleo». Los constructores vizcaínos consideran que es el momento de elaborar nuevas políticas de vivienda, basadas en la colaboración entre la Administración pública y la iniciativa privada.
'Digerir' el exceso
Por su parte, la patronal de los promotores alaveses, Uneca, aseguró que el excedente de ese territorio no llegaría a 6.000 pisos, como indican los datos elaborados por el Ministerio de Vivienda. A su modo de ver, esas cifras podrían estar algo sobredimensionadas porque las estadísticas de pisos libres 'terminados' no se basan en datos «censales», sino en estimaciones elaboradas partir de los visados de construcción.
Según argumentaron en Uneca, tales estimaciones pueden ser más precisas en un periodo de bonanza económica que en una fase recesiva, pues cabe la posibilidad de que algunas promociones inmobiliarias que se iniciaron antes de la crisis de las hipotecas 'subprime' se hayan paralizado después, pero figuren en las estadísticas como 'terminadas'.
Los constructores de Álava creen que, con arreglo a las previsiones de creación de nuevos hogares, esa provincia tiene capacidad para 'digerir' los pisos libres sin vender «en un plazo de dos años». También destacan que la existencia de un 'stock' inmobiliario tiene un lado positivo, pues permite un funcionamiento más «eficiente» del mercado.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS