Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

el cambio que viene en euskadi

Vitoriana de 46 años, es profesora del Departamento de Estudios Vascos y estuvo a punto de entrar en Euskaltzaindia el año pasado

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La filóloga de la Universidad del País Vasco Blanca Urgell será la nueva consejera de Cultura. Se trata de la segunda persona independiente que acepta formar parte del Gobierno de Patxi López tras el visto bueno dado la semana pasada por Rafael Bengoa para Sanidad. Vitoriana nacida en 1962, es profesora de Historia de la Lengua y pertenece al Departamento de Estudios Vascos de la UPV. A finales del año pasado estuvo a punto de entrar en Euskaltzaindia, la academia de la lengua vasca.
A falta de una semana para su investidura, el líder del PSE y futuro lehendakari va cerrando los flecos que le quedaban para conformar su gabinete. A pesar de las notables complicaciones que la cúpula de su partido está teniendo para atraer independientes, entre otras cosas por la amenaza terrorista, los socialistas están logrando cumplir el objetivo anhelado por López de que haya personas ajenas a la estructura del PSE en el Ejecutivo.
El primero en dar el visto bueno fue Rafael Bengoa. Licenciado en Medicina y Cirugía General, está considerado uno de los padres de Osakidetza y es un profundo conocedor del sistema sanitario. Profesional de reconocido prestigio, ha trabajado para la Organización Mundial de la Salud. Su confirmación supuso un alivio para los socialistas, que veían con cierta ansiedad cómo pasaban los días sin que ninguna de las personas a las que habían sondeado diese su asentimiento. En algunos círculos del partido comenzó a cundir un desánimo que tuvo que ser frenado por el propio López, que insistió en la necesidad de integrar independientes.
Amiga de Henrike Knörr
Y la segunda buena noticia para el PSE llegó ayer. Según ha podido saber este periódico, la nueva consejera de Cultura será Blanca Urgell. Se trata de una filóloga integrada en el Departamento de Estudios Vascos de la Facultad de Letras, en Vitoria. Una de sus especialidades es la Lexicografía, la elaboración de diccionarios. Trabajó durante nueve años en la redacción del Diccionario General Vasco de Koldo Mitxelena.
En septiembre del año pasado fue candidata a ocupar en Euskaltzaindia el sillón dejado vacante por Henrike Knörr, de quien fue amiga personal. Su nombre fue propuesto por varios filólogos, aunque al final salió elegido el carmelita Patxi Uribarren.
Desconocida para el gran público, su nombre saltó a la luz en agosto del año pasado, cuando, en una entrevista en este periódico, auguraba la falsedad de Iruña-Veleia, yacimiento situado en las cercanías de Vitoria, que, a falta de lo que digan los tribunales, puede terminar convertido en uno de los mayores fraudes de la arqueología vasca. Meses después, un informe de la Diputación de Álava confirmaba esas hipótesis.
Euskaldunberri -al igual que Knörr-, casada y madre de dos hijos, es partidaria de lograr que «los niños quieran hablar euskera». «Si para ellos es sólo la lengua que tienen que usar en el colegio, habrá problemas», señalaba en dicha entrevista, en la que también criticaba el Manifiesto por la Lengua Común promovido por diferentes sectores. «Quien diga que el castellano está en peligro, no sabe de lo que habla», decía. Como viceconsejero de Política Lingüística se da por seguro a Ramón Etxezarreta, actual concejal socialista en San Sebastián. Será el sustituto de Patxi Baztarrika.
Con el nombramiento de Urgell, a López sólo le quedan por desvelar dos piezas de su engranaje. Y son de peso. Las centradas en el área económica: Industria y Hacienda. Para la primera se intenta atraer a otro independiente; para la segunda, la hipótesis es la de alguien del partido con peso entre el resto de consejeros para poder repartir 'el dinero' entre las diferentes áreas. Hacienda podría acabar convertida en una 'macroconsejería' a la que iría adscrita Administraciones Públicas. Queda por resolver dónde quedaría incluida Justicia.
Respecto al segundo escalafón, el viceconsejero de Interior será Rafael Iturriaga, actual miembro del Tribunal Vasco de Cuentas, quien se convertirá en la 'mano derecha' de Rodolfo Ares. También se baraja la posibilidad de que cómo viceconsejero de Trabajo sea designado Carlos Zapatero, jefe de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Álava.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS