Ponzo: «Soy portero para lo bueno y para lo malo»

«En un año y medio es la primera vez que fallo», recuerda el cancerbero del Girona

EL CORREO| VITORIA
Ponzo y el realista Abreu./
Ponzo y el realista Abreu.

Rafa Ponzo se ha convertido, muy a su pesar, en protagonista en el seno del Girona, el próximo rival del Alavés. Después de su desafortunada actuación en la última derrota de su equipo ante el Hércules por 3-0, el cancerbero venezolano trata de sobrellevar las críticas a pesar de que en su defensa haya salido su propio entrenador, Raúl Agné. Mientras, Ponzo encaja el golpe como un contratiempo más del oficio de defender los tres palos. «Soy portero para lo bueno y para lo malo», asegura. Por si hiciera falta, recuerda también que sus reflejos han ayudado al Girona a mantener la portería a cero. «Si no recuerdo mal, es la primera vez en año y medio que fallo. El error de un portero tiene más trascendencia que el de un defensa o un delantero, pero tengo que vivir con eso».

Hiroshi, tranquilo

Por otra parte, el jugador japonés del Girona, Ibusuki Hiroshi, cumplió este domingo en Alicante el primer objetivo que se había marcado desde que llegó al club catalán: debutar con el primer equipo rojiblanco. Cuando faltaban diez minutos para acabar el enfrentamiento contra el Hércules, salió al campo en sustitución de Arnal. El joven delantero de 18 años aprovechó su oportunidad y las veces que intervino en el juego mostró seguridad y confianza.

Hiroshi explicó ayer que «ya estaba mentalizado para debutar y la verdad es que estaba tranquilo y cómodo». «Jugué sólo diez minutos pero intenté hacerlo con la máxima intensidad. El primer objetivo del equipo es conseguir la salvación y, si puedo, me gustaría contribuir a ello», manifestó el jugador nipón.

Fotos

Vídeos