Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA

Un avión británico que participó en el desembarco de Normandía será restaurado en Vitoria, en donde ya permaneció 20 años en el aeródromo de Salburua
06.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Regreso a casa
El viejo Auster llegó con las alas y las piezas del motor desmontadas. / R. GUTIÉRREZ
No llegó a Foronda por el aire, volando, como sería de esperar en un avión, sino a lomos de un camión, que ayer le acercó al aeropuerto alavés desde la cercana localidad navarra de Alsasua, donde ha permanecido varado y en desuso los últimos 21 años. En lo alto de la caja de carga del vehículo, su presencia no era demasiado flamante, al menos a ojos de un profano, con las alas desmontadas y las diferentes piezas de su motor metidas en cajas.
El Auster MK-IV, con matrícula EC-AJR, necesita un buen repaso pero este veterano aparato, que ya participó en 1944 como avión de reconocimiento en el desembarco aliado de Normandía, volverá a surcar de nuevo los cielos alaveses. Tardará, eso sí, en hacerlo los dos o tres años que emplearán en su restauración los componentes del aeroclub vitoriano Heraclio Fournier en su hangar de Foronda, que lo acaban de conseguir como donación.
Una veintena de socios -son 60 en total, liderados por el periodista Pedro Gorospe- festejaron ayer con un brindis con champán la vuelta a casa de la aeronave. Vuelta a casa porque, aunque el avión fue construido en Gran Bretaña en 1942, ya había tenido a Vitoria como base operativa durante 20 años en la postguerra, entre 1955 y 1977, en el antiguo aeródromo General Mola de Salburua, hasta que estas instalaciones se desmantelaron.
Antes, durante la contienda bélica, había participado en varios episodios y campañas de la Segunda Guerra Mundial. El desembarco de Normandía puso en marcha, precisamente, la ofensiva final que terminó un año después con la derrota de los ejércitos de Hitler y Mussolini.
«El Auster se usaba como avión de enlace y observación. Tenía 400 kilómetros de autonomía de vuelo y alcanzaba una velocidad de 209 kilómetros por hora. Pesaba 804 kilos, con una longitud de 6,8 metros, 2,5 de altura y una superficie de 15,5 metros cuadrados en sus alas», detalló Gorospe.
Restauración pendiente
Cuando dejó Salburua a finales de los años 70, se utilizó en plan comercial, sobre todo para obtener fotografías aéreas, pero en 1988 se detectó la necesidad de una profunda revisión, que no se abordó, y quedó almacenado en Alsasua.
«Requiere una buena restauración. El paso del tiempo ha hecho mella en sus componentes y necesita una completa reconstrucción de su estructura de madera y tela», cuenta el presidente del aeroclub. «Tardaremos unos dos o tres años pero entre los socios hay varios ingenieros aeronáuticos», precisa Gorospe. «Quizás el mayor problema sea el económico, porque el presupuesto podría rondar los 80.000 euros y no parecen los mejores tiempos para ir por ahí pidiendo ayudas», dice.
Pero el veterano Auster volverá a volar desde Foronda. Quizás para celebrarlo, y además del brindis de los socios, otras siete aeronaves le hicieron pasillo a su llegada a la terminal alavesa.
Quizá sirva para hacer el vuelo que estrene los diplomas finales de los alumnos que sacan el carné en la escuela del aeroclub. El curso dura un año y requiere ocho horas prácticas de vuelo y unas 45 ó 50 teóricas. El costo asciende a 7.500 euros.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS