Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

GENERAL

El ex alcalde de Alcaucín pasa sus primeras horas en la cárcel de Alhaurín de la Torre
05.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
'El Patillas' ya es un preso más
José Manuel Martín está acusado de varios delitos. / EFE
José Manuel Martín, 'Pepe Calayo', 'el Patillas' o simplemente Pepe. Albañil, cantaor de flamenco y alcalde de Alcaucín (PSOE) desde 1991, era un asiduo a las televisiones locales de Málaga, donde rasgaba su voz entre 'quejíos' acompañados de un plato de buen jamón y una botellita vino. Canciones protesta, criticando a los señoritos y terratenientes, abogando por el pueblo. Su repertorio era amplio. Con más pretensiones que duende, no tenía sonrojo al palmear «aunque no tengo dinero, yo tengo buenos amigos».
Lo primero, lo del dinero, es mentira. Nada menos que 160.000 euros le encontró la Guardia Civil debajo del colchón de su cama. Dijo que eran los ahorros de «toda una vida». Los investigadores creen que puede haber recibido hasta 600.000 euros por los tejemanejes urbanísticos. Lo segundo, lo de los amigos, es verdad. Con ellos creó la trama corrupta. Legalizaban las casas a golpe de informes y certificados falsos, sin olvidar alterar las inscripciones catastrales y registrales de las fincas. Uno de sus colegas, el jefe adjunto del Servicio de Arquitectura de la Diputación de Málaga, José Francisco Mora, conocido como Chiqui, ya está en la cárcel con él, mientras otra decena de 'amigos', principalmente empresarios y constructores, se encuentran pendientes de pagar una fianza para no hacerles compañía en la trena. Sus dos hijas también están implicadas.
Con 55 años, 'el Patillas' lleva casi la mitad de su vida de alcalde. Ni más ni menos que cinco mandatos, tiempo más que suficiente para hacer y deshacer a su antojo en un pueblo con poco más de 2.800 almas. Sus aficiones, ladrillo y palmas, palmas y ladrillo. No había un cantaor con más bolos en el Festival del Cante de Alcaucín. Por algo era el quien lo organizaba. Daba igual si su chorro de voz tampoco era «pá echar cohetes», como dicen algunos vecinos. Al final el Ayuntamiento, su Ayuntamiento, pagaba los conciertos. Incluso hasta para compartir cartel con José Mercé.
Como ha desvelado la operación 'Arcos', todo se gestó en la década de los 90 entre tres de los imputados: el propio José Martín, el arquitecto Chiqui Mora y el empresario Francisco Llamas, conocido como 'el Mexicano' desde su vuelta del país del tequila y las habichuelas, donde se había afincado tras sufrir problemas financieros y legales por varios negocios en Benalmádena.
La proliferación de casas ilegales en la sierra, que eran vendidas principalmente a extranjeros, puso en alerta a los ecologistas. En la última década interpusieron más de un centenar de denuncias.
El ya ex alcalde -firmó el martes por la noche un escrito de dimisión del cargo y renuncia al acta de concejal-, y el jefe de arquitectos de la Diputación malagueña viven ya como presos en Alhaurín de la Torre, residencia de estrellas más mediáticas, como Julián Muñoz. Hoy se les trasladará a un módulo, donde es posible que compartan celda. 'El Patillas' y Chiqui Mora están acusados de cohecho, blanqueo de capitales, prevaricación y falsedad documental. La defensa de Manuel Martín ya ha anunciado que recurrirá la orden de prisión sin fianza. Con las pruebas que hay, lo tendrá difícil.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS