Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Miranda

Deportes

El guipuzcoano, de 27 años, puede jugar como hombre más adelantado o de segundo punta y su principal característica es la «lucha constante»
23.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Mirandés llega a un acuerdo con Aritz Mujika para reforzar su línea de ataque
El delantero de Pasajes se incorporará al Mirandés tras jugar en el Zamora hasta diciembre y haber militado en el Burgos y Real Unión. / L. CALLEJA
Será el segundo fichaje del Mirandés en este mercado de invierno. Anoche aún no había firmado el contrato, pero se espera que lo haga en las próximas horas porque el acuerdo entre ambas partes es total. Se trata del delantero Aritz Mujika, de 27 años de edad y 1,74 metros de altura, natural de la localidad de Pasajes.
El nuevo futbolista rojillo alcanzó este pasado martes un acuerdo definitivo con su ya ex club, el Zamora, en virtud del cual se desvincula de esta entidad con la que tenía contrato hasta final de temporada. La baja de Aritz fue acordada por la directiva rojiblanca ya en el mes de diciembre por motivos económicos y por las lesiones que ha arrastrado el jugador, tal y como recogió ayer La Opinión de Zamora. Aunque si estampa su firma por el club de Anduva es de suponer que se habrá recuperado o que no permanecerá durante mucho más tiempo en el dique seco.
En un primer momento, Aritz aseguró semanas atrás a los medios de comunicación que prefería esperar a una posible oferta de entidades de Segunda B para acabar lo que resta de temporada en la división de bronce. Pero no ha habido interés por parte de equipos de esa categoría y, en cambio, sí que tenía sobre la mesa varias propuestas de Tercera, la del Mirandés y, al parecer, otra del Burgos, su ex equipo.
Finalmente, se ha decantado por la mirandesista al ser una escuadra situada en lo más alto de la clasificación, que quiere dar el salto definitivo a la Segunda División B y que, además, lleva un tiempo interesada en contar con los servicios del jugador vasco en el campo.
Comenzó su carrera profesional hace ya siete años en la Sociedad Deportiva Beasain, equipo en el que militó una temporada. A continuación, recaló en la Real Sociedad B, donde permaneció dos campañas hasta que pasó a las filas del Real Unión, conjunto en el que jugó tres años antes de fichar por el Burgos.
En la temporada que jugó en El Plantío cayó lesionado. Estuvo seis meses de baja al sufrir una rotura de ligamentos en su rodilla izquierda en el partido de presentación ante la afición burgalesista; el rival aquel día, curiosamente, fue el Mirandés. La pasada campaña militó en el Castelldefels.
Es un jugador que puede actuar tanto de media punta como de delantero, aunque donde puede dar sus mejores prestaciones es de segundo ariete. Llega a Miranda para contribuir con su labor a lograr el objetivo del equipo: ascender tras disputar el correspondiente 'play off'. Una promoción de ascenso en la que no se puede decir que sea un novato. De hecho, ha estado presente en dos, una cuando pertenecía al Burgos y la otra con el Real Unión, pero en ninguno de los dos casos tuvo la suerte necesaria y en ambas eliminatorias sus equipos cedieron en la prórroga. En las dos sus respectivos equipos se jugaban ascender a Segunda División.
Rápido y resolutivo
La segunda incorporación este año del Mirandés se define como un futbolista que trabaja mucho, no da ningún balón por perdido y es rápido en ataque. Quienes han visto cómo se desenvuelve en un terreno de juego afirman que destaca por su forma de defender el balón y que es un refuerzo que si le respetan las lesiones puede cuajar en su nuevo destino.
Una de las últimas la tuvo en la mano, lo que le dejó apartado de los terrenos de juego al principio de la competición. Mujica se incorporó al equipo de forma paulatina hace unas semanas, pero una rotura fibrilar le dejó de nuevo inactivo. Desde entonces, en los últimos días, ha permanecido lejos de los terrenos de juego. Su objetivo, ahora, es jugar en el Mirandés lo máximo posible, una vez que se recupere totalmente, y adquirir el ritmo adecuado tras superar su problema físico.
Con la aportación del portero Iker Fernández y de Aritz Mujika se completan dos de los tres fichajes que desde la secretaría técnica rojilla se barajaban en un principio para culminar la confección de la plantilla hasta la finalización de la temporada 2008/09.
En cuanto al guardameta, tras pasar el pertinente reconocimiento médico este pasado lunes, el martes se incorporó a los entrenamientos con sus nuevos compañeros, sesiones que continuaron ayer y que tendrán su prolongación durante la jornada de mañana.
El portero y el delantero eran las demarcaciones prioritarias que se habían fijado en el área deportiva a la hora de sumar nuevos efectivos. En cuanto a la tercera incorporación, «estamos barajando varias y en función de lo que haya en el mercado y de ciertos puestos que son mejorables, decidiremos», manifestaba este pasado lunes el secretario técnico Carlos Lasheras.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS