Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

null

28.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cuatro años de retraso pese al «éxito» del programa piloto
Bilbao, Amman, Azkuna, Irala y Nieves probaron un prototipo de la tarjeta. / MIREYA LÓPEZ
'Barik' llegará con, al menos, cuatro años de retraso con respecto a las previsiones que se barajaron en un principio. El interés por implantar la tarjeta inteligente data de 2003 pero, finalmente, no será una realidad hasta finales de 2010 o principios del 2011.
Lo primero que hizo el Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB) en el largo camino hacia la sustitución de la banda magnética por el chip fue poner en marcha un plan piloto para probar el sistema propuesto. Sucedió en 2004. Para ello, se llegó a un acuerdo con la BBK y el BBVA, entidades que dieron soporte al cobro bancario y pusieron diversos cajeros automáticos a disposición de los usuarios. De forma paralela se buscaron 650 viajeros voluntarios, que debían formar parte de grupos sociales y demográficos con diferentes perfiles.
A cada uno de los elegidos se le hizo entrega de un dispositivo que funcionaba en cuatro estaciones de metro (Moyua, Barakaldo, Sopelana y Las Arenas), 11 autobuses de las líneas Mungia-Bilbao y Bermeo-Cruces, 4 unidades de Bilbobus (San Adrián-San Ignacio) y 2 paradas de tranvía. En todos estos transportes hubo que instalar diversos aparatos de recepción de radiofrecuencia para permitir el acceso y el pago.
Durante seis meses, los 650 clientes emplearon un prototipo de 'barik'. El grado de aceptación fue muy alto y el CTB calificó la experiencia de «éxito bajo todos los puntos de vista». Incluso el entonces consejero de Transportes del Gobierno vasco, Álvaro Amman, el diputado general, José Luis Bilbao, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, se atrevieron a probarlo. En aquel acto público, las autoridades vaticinaron que su implantación en Vizcaya se produciría en 2006. Sin embargo, erraron en su pronóstico. Finalmente, será a finales de 2010 o principios de 2011.
Con todo, gracias al periodo de prueba se extrajeron diversas conclusiones que ahora han incidido a la hora de diseñar el futuro título inteligente. En primer lugar, los usuarios apreciaron que es necesaria una unidad central de procesamiento y gestión de los datos de cara a subsanar diversos problemas que puedan surgir durante su utilización. También llamaron la atención sobre la conveniencia de definir correctamente el uso que se le quiere dar al título, cuyas posibilidades son muy amplias. Finalmente se advirtió de que su introducción masiva tendrá un efecto directo sobre la forma de emplear las expendedoras de los servicios públicos.
La tarjeta sin contacto funciona ya en diversos transportes europeos. En Euskadi, el recién inaugurado tranvía de Vitoria goza de un sistema de estas características. La tarjeta se llama BAT e incluye diversas modalidades para facilitar el pago a los usuarios.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS