Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

el problema de la vivienda en euskadi

Entra en vigor la orden de Vivienda que subvenciona a los ayuntamientoscon 40.000 euros por cada casa que destinen a arrendamiento social

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Departamento de Vivienda del Gobierno vasco ha puesto en marcha la cuarta y última pata del plan con el que pretende convertir las viviendas protegidas en régimen de alquiler en la principal forma de alojamiento para los vascos con dificultades de acceso al mercado inmobiliario. Acaba de entrar en vigor la orden que abre la posibilidad de que los ayuntamientos obtengan subvenciones de hasta 40.000 euros por cada vivienda que pongan en arrendamiento social, una cantidad que puede llegar a cubrir la mitad de su coste de construcción. El consejero, Javier Madrazo, aseguró ayer que tiene ya sobre la mesa peticiones de ayudas para 1.203 pisos, que resolverá este año con una inyección económica que superará los 25 millones de euros.
La orden que regula las ayudas, publicada ya en el boletín oficial de la comunidad, supone «cerrar el círculo» en el plan para fomentar la vivienda pública en alquiler. Se sumará a las otras tres medidas ya adoptadas: la subvención al alquiler protegido, la gestión del parque público a través de una sociedad específica, Alokabide; y la movilización de vivienda vacía bajo régimen de alquiler, lo que se hace a través del programa Bizigune. Todo ello, enfatizó Madrazo, ha permitido que en Euskadi se haya pasado en siete años de 720 a 15.274 viviendas públicas en régimen de renta.
La nueva iniciativa permite a los ayuntamientos -y también a otras entidades promotoras, como las cajas de ahorros- recibir una subvención máxima de 40.000 euros por cada vivienda promovida o adquirida a un tercero si la institución local se compromete a destinarla a arrendamiento social por un espacio de 50 años. Las ayudas se reducen tanto en el caso de que el compromiso sea por un tiempo inferior -será de 18.000 euros si se alquila por 15 años, por ejemplo- como en el supuesto de que el tipo de arrendamiento elegido por el municipio no sea social, sino protegido, enfocado a un colectivo con mayores ingresos.
También se subvenciona la compra de viviendas por parte de los ayuntamientos si se cumplen los mismos requisitos -disposición a alquilarlas durante un periodo largo de tiempo-, igualmente con 40.000 euros si es para alquiler social durante 50 años. Por último, la orden prevé ayudas para la promoción de alojamientos dotacionales, que son bloques de viviendas que se pueden levantar en suelos calificados de equipamiento, al estilo de las residencias de estudiantes.
«Ya no hay excusas»
Madrazo aseguró ayer que sobre su mesa existen ya 1.203 peticiones de ayuda. De ellas, 175 corresponden a Viviendas Municipales de Bilbao; 377 al Ayuntamiento de San Sebastián y 247 a diversos municipios que han delegado la gestión de los inmuebles en Alokabide. Además, se subvencionarán 404 alojamientos dotacionales en la capital guipuzcoana.
«Ya no hay excusas para que los ayuntamientos no se impliquen», dijo el consejero, quien anunció que el objetivo es alcanzar a finales de 2009 las 19.000 viviendas en alquiler en Euskadi y sacar al mercado 35.000 más en los diez años siguientes. La futura Ley de Vivienda, de hecho, pretende convertir a partir de 2014 el acceso a un piso de alquiler en un derecho subjetivo, es decir, que cualquier ciudadano vasco pueda reclamar a la Administración si cumple ciertos requisitos.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS