Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

ECONOMÍA

La llegada de inmigrantes y la incorporación de la mujer al mercado laboral permitirá no recurrir al fondo dereservas hasta ocho años más tarde de lo previsto

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las pensiones toman aire hasta 2023
El ministro Corbacho, durante la reunión que mantuvo ayer con los agentes sociales para presentarles las proyecciones sobre el sistema de pensiones. / EFE
El sistema público de pensiones goza de buena salud a pesar de la crisis económica. Al menos, a medio plazo. Hasta 2023 las cuentas de la Seguridad Social se mantendrán sin déficit, lo que permitirá pagar las prestaciones con los ingresos procedentes de las cotizaciones de trabajadores y empresas, sin recurrir al fondo de reserva habilitado por el Estado para momentos de dificultades. Es la nueva estimación efectuada por el Gobierno, que prolonga en ocho años el periodo previsto inicialmente para romper esa 'hucha'. Ese aumento es consecuencuia de la fuerte creación de empleo registrada en los últimos ejercicios y de la masiva llegada de inmigrantes a España. También de la paulatina incorporación de la mujer al mercado laboral.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, presentó ayer el último informe trianual realizado por el Ejecutivo sobre el futuro del modelo, que revela una situación «excelente», aunque no permite dormirse en los laureles, advirtió. El paulatino envejecimiento de la población, que se agudizará en la próxima década, provocará que el sistema entre en 'números rojos' dentro de 15 años y que sea necesario acudir al fondo de reserva para financiar el abono de las pensiones si previamente no se adoptan reformas, explicó. La Administración se propone sondear sobre tal posibilidad a los agentes sociales. El patrimonio almacenado en esa 'hucha' asciende en la actualidad a unos 56.000 millones de euros, una cifra que permitiría pagar casi nueve meses de prestaciones.
Sin riesgo de quiebra
Corbacho se esforzó en resaltar que el déficit de la Seguridad Social no significaría «una amenaza de quiebra» y destacó que «a lo largo de sus 108 años de vida ha terminado con pérdidas en más de 80».
El primer informe sobre la viabilidad del sistema vio la luz en 2002 y preveía un equilibrio financiero hasta 2013. Tres años más tarde se alargó hasta 2015. Ahora llega a 2023. Las causas de la demora de los 'números rojos' radican, sobre todo, en el aumento de la afiliación originado por la masiva llegada de inmigrantes -ya cotizan más de dos millones de extranjeros- y en la incorporación de la mujer al mercado laboral y su permanencia en él tras la maternidad. También influyen la ampliación de los años cotizados y el retraso «leve» de la edad real de jubilación, situada en los 63,66 años de media.
Las reformas implantadas en el pasado reciente por consenso entre gobiernos, patronales, sindicatos y partidos políticos también han resultado muy importantes para ajustar los gastos -con la adopción, incluso, de subidas especiales para las pensiones mínimas- y elevar los ingresos.
Es en esta línea en la que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero propone trabajar. «No podemos dormirnos», alertó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que acompañó al ministro y acudirá el 18 de noviembre al Parlamento para intervenir en la comisión del Pacto de Toledo, encargada de velar por la viabilidad del sistema público de pensiones.
Granado añadió que si no hubiera nuevos cambios, el fondo de reserva afrontaría el déficit durante cinco años, transcurridos los cuales -es decir, en torno a 2029- comenzarán los problemas financieros. «Así que vamos a hacer reformas para evitarlos», propuso, a la vez que se mostró tranquilo porque «hay tiempo suficiente y holgura económica para la labor que hay que desarrollar».
La confección de estos informes viene impuesta por la UE, que también da las pautas para su elaboración. Los responsables de Trabajo hicieron hincapié en que en sus proyecciones se ha tenido en cuenta la evolución demográfica, el comportamiento del Producto Interior Bruto y el escenario de declive económico que vive el país.
La reacción sindical no se hizo esperar. Representantes de CC OO recalcaron que las conclusiones del documento «son válidas y útiles», y aprovecharon la ocasión para mostrar su malestar por el pacto presupuestario entre el PSOE y el PNV para adelantar la edad de jubilación de los miembros de la Ertzaintza a los 60 años. UGT apuntó que es preciso avanzar en la mejora de la protección social, con atención especial para los más débiles.
Incremento en Euskadi
De otro lado, el número de pensiones en el País Vasco ascendió a 482.215 en octubre, lo que representa un incremento del 1,8% con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social. La prestación media en Euskadi alcanzó ese mes los 902,50 euros, con un crecimiento del 6,5% sobre el ejercicio anterior.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS