Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

15.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las tres iglesias de Izarra
Imagen del tercer centro de culto. / EL CORREO
Izarra, población situada al noroeste de la ciudad de Vitoria-Gasteiz y a una distancia de 26 km. aproximadamente. Se localiza, entre los municipios de Zuya y Ayala, y es la capital del municipio del valle de Urkabustaiz. En esta población se encuentra el edificio y la sede del ayuntamiento de este municipio. El motivo de acercarnos hoy a esta villa, es porque siendo pequeña en su tamaño, sin embargo tiene tres iglesias. Está configurada por varios barrios con características diferenciales en cada uno de ellos.El barrio más antiguo es el que se construyó al abrigo de los vientos, en la ladera del monte, y que es conocido como «pueblo viejo». Su caserío lo forman, varias casas de antiguos labradores y otras viviendas que se han restaurado, o construido posteriormente a su creación.
En este barrio, sobre un promontorio, se encuentra la iglesia más antigua del pueblo, la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XVI. Tiene las características propias de la mayoría de las iglesias erigidas en Álava en ese siglo. Merece recordarse por un hecho extraordinario acaecido en 1816. Se estaba celebrando en ella una Santa Misión, dirigida no sólo a los feligreses del pueblo, sino también a los residentes de los pueblos de alrededor. Estaba ocupada la iglesia por numerosos fieles, cuando sus bóvedas góticas se desplomaron, desprendiéndose numerosas piedras que cayeron sobre los fieles asistentes. La magnitud de la catástrofe fue muy importante, pues hubo que lamentar la muerte de siete personas y un número considerable de heridos.
El pueblo de Izarra supera este gran contratiempo, y con prontitud, se dispone a dotar a su iglesia de una nueva cubierta. Durante los años 1816 y 1817 se realizan las obras de restauración, participando en sus costes el Obispado de Calahorra, al cual pertenecía la parroquia, así como algunos vecinos con legados testamentarios.
'Pueblo nuevo'
Restauraciones posteriores han conseguido que esta parroquia sea un edificio amplio, decoroso y digno para celebraciones religiosas. Actualmente está prácticamente cerrada y es utilizada en pocas ocasiones. Los primeros años del siglo XIX son importantes para la población de Izarra, se proyecta y construye, el ferrocarril denominado Tudela-Bilbao y en esta población se sitúa una de las principales estaciones, con servicios para mercancías y mantenimiento de las instalaciones.
Izarra se transforma, aumenta su población y, sobre todo, en las cercanías de la estación y en una calle paralela a las vías, surge un nuevo núcleo de población, denominado «Pueblo nuevo» donde se concentran las nuevas viviendas, los comercios y los servicios del pueblo. Incluso el edificio del ayuntamiento se construye en esta nueva área de población.
Para las personas que habitan en este nuevo barrio resulta un tanto molesto, cruzar el puente sobre la vía del ferrocarril, y trasladarse a la parroquia existente. Es hacia el año 1946 cuando los eclesiásticos del lugar insisten ante su obispo sobre la necesidad de construir una nueva iglesia en el nuevo barrio, que responda a las necesidades de la nueva población de Izarra, unos 350 habitantes aproximadamente.
Tanto debieron de insistir, que en el año 1946 se construye una nueva iglesia, bajo el patrocinio de San José. Fueron los arquitectos Jesús Guinea y Emilio de Apraiz los que proyectaron y dirigieron las obras. Quizás no disponían de muchos recursos, pero la verdad es que la obra carece de toda inspiración artística. Se quiso hacer una obra funcional, pues la iglesia consta de una sola nave, con un ábside semicircular, sin ninguna originalidad, con una cubierta soportada por cerchas metálicas a la vista.
Nos situamos en el siglo XXI y en el año 2007. Izarra construye su tercera iglesia. No conocemos los motivos concretos que han motivado este hecho. Lo que sí hemos constatado es que Izarra no tiene suerte en la construcción de sus últimas Iglesias. A la iglesia de San José y en su lado norte le ha «nacido» un adosado, han construido un pequeño edificio, sin ninguna identidad. Desde fuera puede ser interpretado como una guardería, un pequeño club, una vivienda, o quizá como salas de reuniones.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS