Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA

Justicia achaca el problema a un fallo de su depuradora tras las riadas de junio y dice que «se resolverá ya»
10.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un centro del Gobierno vasco vierte aguas fecales al embalse de Ullíbarri
Poza del río Neberako ennegrecida por el vertido, cerca del embalse. / J. ANDRADE
Aguas negras. Por el pequeño río Nebarako baja un líquido viscoso y oscuro que desemboca en el embalse de Ullíbarri-Gamboa, principal fuente de abastecimiento de Vizcaya y Vitoria. La causa, según pudo comprobar ayer mismo EL CORREO, es un desagüe del saneamiento del Centro de Reeducación de Menores Penados de Arrazua-Ubarrundia, dependiente de la consejería vasca de Justicia, Empleo y Seguridad Social. La sequía estival ha ayudado al estancamiento del cauce y a la formación de pozas, pero una tormenta puede mover este volumen de agua contaminada con mucha rapidez. Apenas 50 metros alejan la boca del desagüe de la orilla del pantano
Quince vecinos pertenecientes a las familias que viven en Santiagolarra, un barrio creado en la década de los cincuenta al construirse un poblado para la dirección de la obra de la presa y para albergar a 300 trabajadores, han firmado una queja en la que resaltan que se «ha creado la primera cloaca del contorno, con el correspondiente hedor para los moradores y la contaminación del embalse del que se surte de agua a más de un millón de personas». El asunto se agrava porque este riachuelo siempre fue limpio y cristalino y de él se abastecieron los habitantes del poblado en los años cincuenta. Desde que se acometieron las obras del túnel de Arlabán para la ejecución de la autopista Vitoria-Eibar, el arroyo permanece seco durante el estiaje, al quedar muy afectado el sistema de acuíferos.
Los residentes de Santiagolarra, un barrio que pertenece a Ullíbarri-Gamboa, aunque está muy cerca de Landa, acusan también a la Administración de Justicia del Gobierno vasco de impedirles llegar a su propio sistema de saneamiento -una fosa séptica- al haber cerrado el antiguo acceso. «Hace cuatro años que no podemos limpiar nuestra fosa séptica porque los camiones no pueden llegar como antes, cuando no se había construido el centro de menores que se terminó en julio de 2007», indican los vecinos.
Ocho escritos
Los firmantes de la denuncia aseguran que han enviado hasta ocho escritos al Ejecutivo autónomo en los que explican la transformación del río en cloaca «sin que se haya obtenido respuesta alguna».
Un portavoz autorizado del departamento de Justicia, por su parte, negó que hubiera noticias de la contaminación del río y se comprometió a «iniciar la limpieza del cauce y ponernos manos a la obra para resolver el problema ya, cuanto antes».
La misma fuente agregó que durante las inundaciones del mes de junio se produjo una avería en el sistema de bombeo de la depuradora de aguas residuales del centro de menores. «Existe un punto de vertido de esa agua tratada que tiene la autorización de la junta administrativa y de Medio Ambiente. El tratamiento es el normal en estos casos y tiene autonomía de funcionamiento. En estos momentos, tras el verano, solamente estaba pendiente de reparación el cableado eléctrico», agregó el portavoz de Justicia. El escaso caudal durante el estiaje y las altas temperaturas de estos días han hecho más evidente la contaminación.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS