Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

CULTURA

Los Sex Pistols reverdecieron laureles ante 12.578 aficionados mientras su líder, 'Juanito Podrido', provocaba al personal y recibía un telofonazo en la cara
07.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
En mejor forma que nunca
Johnny Rotten creyó estar en Bilbao en vez de Vitoria y se quejó con amargura de los objetos contundentes que le lanzaron sus fans, pero llegó y triunfó. / JESÚS ANDRADE
El difunto Joe Strummer, líder de los clásicos punks The Clash, era un tipo culto, hijo de diplomático británico. Su cerebro se hallaba muy por encima del común en la turba de punks proletarios de los 70. Strummer sufría de hepatitis, y lo llevaba mal porque estaba convencido de que se contagió cuando en un bolo se tragó un gargajo que le escupió un espectador. El viernes, entre las 12.578 personas que acudieron a Mendizabala, también se colaron algunos humanoides orgullosos de su rústica ignorancia que no llegan ni de lejos a la educación irreprochable del espectador normal del Azkena.
El viernes actuaron en el séptimo ARF los Sex Pistols originales. En su época, más o menos el 77, provocaron un colapso pero ni pudieron ni supieron recoger beneficios. Con el tiempo se han reunido en algunas ocasiones y en esta última se están ganando la soldada por la sólida ejecución de su cancionero mítico y nihilista, por su segura prestancia escénica y por el liderazgo de su cantante, John Lydon (alias Johhny Rotten, 'Juanito Podrido'), quien apareció vestido como el loco Tom Waits en el 'Drácula' de Coppola, actuó teatralmente tenso como si se tragara la rabia y no se cansó de azuzar al personal, al que al final calificó de 'tímido'.
Desde las 11.45 hasta la 1.20 (dos bises), sobre un escenario adornado con banderas inglesas (y del Reino Unido en la batería) y bajo un telón de foro con dos grandes cosechadoras agrícolas, operaron los Pistols. Salieron, Rotten saludó «good evening, ¡viva España!», y dispararon el 'Pretty Vacant'.
La cosa rulaba: Paul Cook no perdía comba a los tambores, Glen Matlock lo llenaba todo con el bajo, el fornido cual hooligan Steve Jones cumplía su rol con soltura y el orate Rotten pastoreaba a un personal que se lo ponía difícil porque no le entendía. 'No Feelings' moló y como casi todas se asentó sobre un fondo insistente escuela Iggy & The Stooges. Al acabarla se pegó con el micrófono en la cabeza y le chillaron: «que no hay nada, que eso está hueco». Más listo que la media es Rotten, fijo, aunque en 'Did You No Wrong' se quitara los mocos con una mano. Se volvió a golpear con el micro, preguntó 'España...', rabioso espetó 'Liar', y al acabar 'Holidays In The Sun' el bueno de Rotten, que hasta el momento había esquivado decenas de katxis voladores, recibió un golpe en la cara... ¡de un móvil!
Venció su ira: «¡¿Qué cojones es esto?! ¡Puto gilipollas! ¡Punk de mierda! ¡Escondido entre la peña! ¡Yo no soy tu enemigo! ¡Quiero que lo echen!» Y lo describió por su ropa, aunque ahí nadie parecía hablar inglés. Pero Rotten no se rajó, advirtió que seguiría si no se tiraba «ningún puto objeto» y continuó con 'Baghdad Was A Blast' (actualización de la concentracionaria 'Belsen Was A Gas').
'Submission' rigió marcial y en 'Steppin' Stone', de los Monkees, se subió un escalón del que ya no bajaríamos. Rotten observó «España, parece que no os gusta participar» porque el público no le entendía cuando pedía coros, y los Sex Pistols arrasaron con el 'No Fun' de los Stooges y al final montaron el pifostio con 'God Save The Queen' y 'EMI', un R&R con aviso de Rotten: «No hay futuro para ninguna discográfica».
Se fueron y dijo Johnny Rotten: «Si no hay ruido, no hay Sex Pistols». Al regresar de bambalinas ya habló de vascos y no de españoles... ¡y se confundió y creyó estar en Bilbao! El primer bis lo ocuparon la antiabortista y genial 'Bodies' y su celebérrimo 'Anarchy In The UK', y el segundo con 'Silver Machine', una rave y un botellazo de agua atinado. «Puto idiota...».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS