Cinco equipos con distintas metas

Alavés B, Amurrio, Llodio, San Ignacio y Oyonesa abren con ilusiones renovadas otra temporada

JON PINEDO| AMURRIO
Cinco equipos con distintas metas

La Tercera División también echa a andar este fin de semana, como el fútbol profesional, y para Álava lo hace con cinco equipos, el máximo. El Alavés B, el Amurrio, el Llodio, el San Ignacio y la Oyonesa renuevan ilusiones y objetivos para la temporada 2008-09.

El Amurrio, de nuevo, parte con las máximas aspiraciones: clasificarse para la fase de ascenso a Segunda B. Con Alfredo Fernández en el banquillo de Basarte por Iñaki Zurimendi, el equipo blanquiazul ha perfilado un plantel compensado que genera incluso mejores expectativas que el año anterior. El Amurrio será candidato a la promoción, pero ante el cambio de formato, el título de campeón de grupo acentuaría sus opciones.

Otro ayalés, el Llodio, se apresuró a diseñar el bloque ante la negativa experiencia de la anterior campaña. Ha sido el primer conjunto en cubrir fichas y Jose Luis Narganes ha podido desarrollar la pretemporada planificada. El plantel de Ellakuri tiene como reto la permanecia sin agobios. No obstante, pese a sus prudentes aspiraciones, puede convertirse en una de las revelaciones y alcanzar cotas superiores.

Mayor incertidumbre rodea, en principio, al San Ignacio y al Alaves. En su retorno a la categoría, el equipo de Adurza no obvia sus limitaciones económicas respecto al resto de rivales, pero el colectivo que dirige Kepa Arrieta se aferra a la ilusión por consolidarse en Tercera. Sus señas de identidad son claras, formar un conjunto enraizado y competitivo que no acuse las carencias. Y ese talante lo ha demostrado en la pretemporada. Mantener la línea apuntada es el objetivo para luchar por la permanencia.

Formación

Ante las necesidades del primer equipo del Alavés, Pablo Gómez no ha podido trabajar en óptimas condiciones en agosto. Lastrado por las ausencias de jugadores incorporados a la pretemporada de Salmerón y las lesiones de otros, se ha visto obligado a recurrir a juveniles. La bisoñez del plantel frente a la firmeza y solidez de los oponentes puede afectarles. Sin embargo, sin establecer retos, la pretensión del filial es clara, curtir y formar. Si Pablo cuentan con todos, el Alavés B puede tutear a los elegidos.

La Oyonesa pasó una pretemporada atípica. Hace sólo una semana que conoció el calendario y comienza la temporada precipitado. Jorge Otxoa dispone aún de fichas para refuerzos y de entrada el único propósito es «hacerlo mejor que el año pasado, que fuimos octavos. Depende de nuestro rendimiento. Es factible, pero no podemos marcarnos otros objetivos», aclara el técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos