Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Miranda

Miranda
Homenaje en forma de monumento
27.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los ochotes llevan cuarenta años teniendo un especial protagonismo en las fiestas de San Juan del Monte. Esa coincidencia, añadida a la despedida de la actual junta directiva ha propiciado que una idea de Jesús Alonso Gutiérrez, «meditada desde hace años», tal y como argumentó José Ramón Urbina, se vaya a convertir en realidad el próximo lunes. Fecha en la que se inaugurará la escultura homenaje a los ochotes en el Parque de Antonio Cabezón.
Desde el momento en el que se hizo la primera propuesta para erigir este monumento, que será de chapa, la junta tuvo que enfrentarse con problemas técnicos, como el hecho de encontrar a quien pudiera efectuar el corte del material por láser; algo que retrasó la iniciativa, pero ahora se han solventado y «mejor de lo esperado», pues si en principio era la Cofradía la que iba a regalar el conjunto escultórico a la ciudad, ahora no tendrá que desembolsar nada más que los gastos de cimentación. «Después de planteárselo a los responsables de Alba-Macrel, cuál sería nuestra sorpresa cuando nos dijeron que lo harían y, además ellos lo iban a regalar».
Su gerente, José Antonio Osés, y su consejero delegado Alberto Martínez, apuntaron que han sido sus empleados, la práctica totalidad mirandeses, los que «han hecho todo el trabajo en sus horas libres. Ellos son los verdaderos artífices del obsequio a la ciudad».
Ya no habrá que esperar mucho para ver exactamente el resultado de su trabajo, que ha durado alrededor de dos meses y que será una realidad el próximo lunes.
El monumento, que se colocará en una de las zonas verdes del Antonio Cabezón constará, como es lógico, de ocho figuras en chapa de 15 milímetros de espesor con un tratamiento de óxido para incrementar su conservación. Cuatro serán en positivo, y otras tantas en negativo. Además en el centro se colocará un atril que «simbolizará la figura del director». Hasta él se podrá acceder por tres losas de piedra que marcarán el camino.
El conjunto ocupará un espacio de 5,94 metros por 3, 22. Cada una de la figuras, pro su parte, medirá 1,90 metros. «Se ha querido hacer por lo tanto en lo que podemos considerar tamaño natural». No le faltará tampoco iluminación.
Algunos cambios
Jesús Alonso reconoció que su idea inicial ha sufrido algunas variaciones, aunque el objetivo último, el de homenajear a los ochotes, es el que se ha cumplido.
Él se lo planteó pensando en que en 2009 «se van a cumplir 40 años de las primeras actuaciones de los ochotes». En aquel año se pudieron escuchar las voces en el ya desaparecido Salón Imperio. De ahí que Alonso planteara en principio que la ubicación «podía ser en la calle donde se iniciaron los ochotes, en la calle Bilbao con Ciudad de Toledo, por recordar el sitio exacto». El lugar será otro, pero al final, de lo que se trata es de que la ciudad tenga siempre presente la importancia de los ochotes en la fiesta de San Juan del Monte.
En el acto de presentación del monumento no se habló del futuro del concurso, pero sí de una consecuencia del último festival. Se celebró el de los colegios y se planteó que su recaudación se entregaría a una asociación. «Se lograron 326 euros, los hemos redondeado a 400 y son para Aspodemi». Urbina entregó el cheque a su vicepresidenta.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS