El juez acuerda el embargo de las propiedades de Piterman en Palamós

El aparthotel del ex presidente del Alavés cubre los 13,3 millones de la incautación

J. A. MARTÍNEZ VIGURI| VITORIA
Piterman, tras una rueda de prensa de su etapa en Vitoria. / E. C./
Piterman, tras una rueda de prensa de su etapa en Vitoria. / E. C.

El Juzgado de lo Mercantil de Vitoria acordó ayer el embargo definitivo del aparthotel que Dmitry Piterman posee en la localidad costera de Palamós (Girona), una de las propiedades que el ucraniano presentó a modo de aval para hacer frente a los 13,3 millones que le reclamó el juez en respuesta a su gestión bajo la presidencia del Alavés, entre 2004 y 2007. Lo que ahora se le confisca cubre por completo las medidas cautelares solicitadas el 15 de abril por el magistrado y antes pedidas por la administración concursal de la entidad deportiva vitoriana. Se trata, en realidad, de la mitad de la deuda que arrastra el club albiazul desde que está en concurso, hace ya once meses.

En el futuro, Piterman y su esposa Milanendra Vikramsingh, también afectada por la retención de estos bienes, parte de los que que conservan en España, no podrán ni alquiler ni vender ninguna de las fincas de Palamós sujetas al embargo hasta que se sentencie el concurso y se determine o no la responsabilidad de ambos en la administración del Alavés. La providencia, emitida ayer por el titular del Juzgado de lo Mercantil de Vitoria, a la que ha tenido acceso EL CORREO, relaciona uno por uno los 146 aparthoteles -pequeños apartamentos- y un bajo comercial bloqueados por la Justicia.

De ello se ha dado fe al Registro de la Propiedad de Palamós para que proceda a ejecutar el mandamiento judicial y la consiguiente congelación de las propiedades del matrimonio Piterman en la localidad turística. De igual forma, se pone en conocimiento de la Caixa Laietana para que certifique las cantidades pendientes de pago por los préstamos hipotecarios concedidos a la pareja para el pago de las fincas ahora retenidas.

Libres

Con el aparthotel, Piterman cumple con el embargo y libra así otros bienes que también estuvieron sujetos al inicio de la solicitud de las medidas cautelares. De acuerdo a la providencia del juez, se deja sin efecto la pretendida confiscación de las acciones del Racing de Santander propiedad del ucraniano, al igual que el dinero desembolsado hace casi un año por la familia Ortiz de Zárate para adquirir el 51% del capital social del Alavés, entonces en manos de Piterman. En este sentido, el actual presidente aún debe abonar una pequeña cantidad al anterior para culminar el acuerdo de la compraventa.

Fotos

Vídeos