Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

ÁLAVA
Vitoria limita las terrazas en la Virgen Blanca
El Ayuntamiento detecta que algunos hosteleros colocan una elevado número de mesas, sobre todo los fines de semana
19.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Vitoria limita las terrazas en la Virgen Blanca
Las terrazas de la Virgen Blanca no podrán traspasar el límite que fije el Ayuntamiento para no restar espacio a la explanada central. / JESÚS ANDRADE
Si en algo ha ganado la plaza de la Virgen Blanca tras la polémica reforma que la mantuvo cerrada durante ocho largos meses -desde septiembre de 2007 hasta el pasado mes de mayo- es en espacio. La nueva postal de Vitoria es ahora una explanada diáfana, amplia, sin obstáculos. Y el Ayuntamiento no está dispuesto a permitir que con la llegada del buen tiempo las terrazas de los bares situados en el lado este, el que 'mira' hacia la plaza de España, invadan su terreno.
Por este motivo, y después de comprobar que algunos hosteleros se han excedido a la hora de colocar sus veladores, el departamento municipal de Vía Pública va a tomar cartas en el asunto. Así lo aseguró ayer la concejala responsable del área, Marian Gutiérrez, quien, en respuesta al descontento mostrado por el PP a este respecto, anunció la regulación, tanto en número como en disposición, de las terrazas de estos establecimientos.
«La semana pasada -explicó Marian Gutiérrez- el departamento de Vía Pública mantuvo una reunión con los responsables de Hacienda y Policía Local. Por el momento, no hay nada decidido, pero se va a determinar cuántas mesas podrá instalar como máximo cada local y dónde y cómo deberán colocarse».
El Ayuntamiento pretende «recuperar», así, ese amplio espacio concebido, en teoría, para el «disfrute de los ciudadanos» pero ocupado, en la práctica por mesas, sillas y sombrillas que, según el concejal popular, Fernando Aránguiz, han llegado «a tocar casi el monumento». Sobre todo por las tardes y los fines de semana.
Ayer a mediodía, en cambio, la estampa era bien distinta. Ni la terraza de la cafetería Marañón ni la del recién inaugurado bar 97 invadían un solo centímetro de la explanada central de la plaza, donde se han comenzado a instalar ya las carpas que darán cobijo a la próxima edición del Festival de Juegos, que arrancará mañana.
Advertencia anterior
Y es que, la decisión municipal de poner coto a los veladores no ha pillado por sorpresa a los hosteleros. «Ya antes habían pasado por el bar para advertirnos. Y, desde luego, me parece bien que así se haga. Hay que respetar el espacio y tener un límite. Yo coloco un par de filas, ni una más», apunta Josean Asenjo, gestor hotelero y propietario de la cafetería Marañón.
La cuestión, ahora, es determinar dónde fijar ese límite. El concejal del PP, Fernando Aránguiz, apuesta por que los veladores no sobrepasen la línea divisoria que marca el cambio de baldosas entre la zona más próxima a los bares y la parte central de la plaza. Justamente, el criterio que siguen en el bar Victoria, que ocupa la esquina que comunica las plazas de España y de la Virgen Blanca.
La reforma de esta última apenas le ha servido a esta cafetería para ganar un par de metros de espacio. «Lo justo para colocar cuatro mesas, contadas, que, en ningún caso, invaden la explanada central», explican sus responsables.
Como tampoco lo hacen los veladores del bar Dublín y de la cafetería Virgen Blanca, instalados sobre los polémicos escalones donde decenas de personas sufrieron caídas, resbalones y tropezones en los días posteriores a la inauguración de la nueva postal de Vitoria. Con terrazas, sí, pero dentro de un límite.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS