Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

ECONOMÍA
Ega Master encuentra la llave del éxito
El fabricante alavés de herramientas de mano, que ya ha sido distinguido por su innovación e internacionalización, acaba de recibir un premio por su política de recursos humanos
08.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ega Master encuentra la llave del éxito
Iñaki Garmendia, presidente y fundador de Ega Master, con su hijo Aner, en la sede de la compañía. / IGOR AIZPURU
Ega Master es mundialmente conocida por la 'llave alavesa', que es parecida a la 'inglesa' pero mucho más maniobrable. Esta es su seña de identidad aunque representa sólo una parte del secreto de su éxito. La empresa ha sido reconocida con decenas de medallas debido a que encarna todos esos valores que ahora tanto ensalzan gobiernos e instituciones: es innovadora -cuenta con 60 patentes-, competitiva internacionalmente -exporta el 80% de su producción a más de 140 países- y flexible -tan rápida como Inditex (Zara) para responder a una necesidad detectada en el mercado-. Además, acaban de distinguir su política de recursos humanos con el premio de la Fundación NoviaSalcedo, entregado por los Príncipes de Asturias en un acto en el que también fueron galardonados el caricaturista 'Peridis' y el programa Erasmus.
El eibarrés Iñaki Garmendia es el fundador y presidente de esta empresa con sede en el Polígono de Júndiz, en Vitoria, que en la actualidad dirige su hijo Aner. Este temprano relevo generacional es uno de los elementos que diferencian a la compañía, en la que la media de edad de las personas que ocupan cargos de responsabilidad es de 34 años. Otro aspecto en el que destaca y por el que mereció una mención especial de los Príncipes es «su fomento de la inserción laboral de la mujer». Son mujeres el 58% de la plantilla y ocupan el 63% de los puestos directivos. Garmendia padre relata los inicios de la firma.
-¿Cómo empezó todo?
-Yo trabajé doce años en una multinacional de máquina-herramienta en Eibar, de donde procedo. Allí hay una importante cultura del acero que he mamado. Cuando surgió el proyecto, el sector estaba en crisis. Me fijé en qué funcionaba mal en las empresas. Uno de los principales problemas era la integración vertical: como ocurría al principio en los coches, se abarcaba todo el proceso y eso no te permite especializarte en nada ni obtener economías de escala. El cliente, por su parte, te pedía un producto cada vez más personalizado. Ya no valía eso que decía Ford de que 'cualquiera podía elegir el color del coche siempre que fuera negro'. Nuestra idea consistió en concentrarnos en las labores de mayor valor añadido como detectar las necesidades del mercado y, para lo demás, buscar los mejores proveedores de cada rama.
-Sería difícil encontrar financiación en esos tiempos de crisis.
-Sí, porque estábamos pidiendo dinero para lo mismo que se estaba fabricando en el mercado y que en ese momento estaba en crisis. No era un proyecto para producir algo nuevo, porque los alicates son los mismos desde hace 30 años. Lo diferente es el sistema de producción. Pero con él se consigue adaptarte a la demanda del mercado y competir internacionalmente. Somos los únicos que fabricamos herramientas de titanio, necesarias para los equipos de resonancia de los hospitales porque son antimagnéticas. También ofrecemos la variedad 'antichispa' para los pozos petrolíferos... Destinamos el 7% a I+D y fruto de esta investigación son nuestros 60 modelos patentados.
Ega Master nació en 1990 con vocación internacional desde el principio. La experiencia de Iñaki Garmendia en la multinacional en la que trabajó le sirvió para abrirse camino fuera. Consciente de la necesidad de expandirse en el extranjero, educó a sus hijos con esta mentalidad y tuvo éxito: no podían haberle salido más viajeros. Aner e Iñaki, los dos que trabajan en la empresa, han intensificado la diversificación geográfica que inició su padre. El primero de ellos explica cómo esta política se refleja en la compañía.
-¿Internacionalizarse o morir?
-Cuanto más sales fuera, más te das cuenta de la necesidad de internacionalizarse. Compitiendo con los que lo hacen bien te haces fuerte. La adversidad te fortalece. La empresa es multirracial y en el equipo directivo se hablan doce idiomas: alemán, chino, ruso, japonés, búlgaro, árabe, alemán, francés... Nuestro director de calidad es de Ghana. Empezó a trabajar como peón, pero nos enteramos de que se había formado como ingeniero en Cuba.
El carácter internacional es motivo de orgullo para los responsables de Ega Master. También lo es la fuerte presencia de mujeres en cargos de responsabilidad. Iñaki, el patriarca, expone su política de recursos humanos.
-¿Qué medidas de conciliación se han adoptado para que las mujeres puedan ocupar puestos directivos sin problemas?
-Flexibilidad total. También tenemos claro que si una empleada embarazada ve que la empresa se porta bien con ella en ese momento, te la has ganado para siempre.
-Vuelven los tiempos de vacas flacas y se habla de crisis. ¿La temen?
-Ega Master nació de una crisis. Para nosotros, la crisis es oportunidad. La de 1998 en Asia nos permitió entrar en ese mercado porque la devaluación de sus monedas les impidió comprar a otros fabricantes más caros.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS