Artes y Oficios cierra el curso con piezas textiles y fotografía

La escuela vitoriana presenta una doble exposición en torno a la luz y la estética y la tradición de los pompones

N. ARTUNDO N.ARTUNDO@DIARIO-ELCORREO.COMVITORIA
IMAGEN. José Vicente Cos, junto a algunas de las obras de su muestra fotográfica. / BLANCA CASTILLO/
IMAGEN. José Vicente Cos, junto a algunas de las obras de su muestra fotográfica. / BLANCA CASTILLO

Luz y materia se unen en la doble muestra que la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria presenta hasta el 20 de junio. La fotografía de José Vicente Cos y las creaciones del taller de Arte Textil protagonizan las exposiciones con las que el centro educativo cierra el ciclo del presente curso.

El profesor del taller de Talla-Madera José Vicente Cos exhibe otra faceta de su creatividad «por primera vez, mediante la fotografía». Una técnica en la que admite no tener demasiados conocimientos, pero que le sirve «para mostrar mi mirada», según explica el propio autor. Para Cos, la fotografía «es un mecanismo para contar lo que me produce la luz». El autor señala que, una vez que el objeto -a menudo, rejas, ventanas o rendijas- se incorpora a la superficie plana, «con la perpectiva y el claroscuro, me quedo con lo claro».

Cos ha trabajado con soporte digital y en formatos pequeños, que luego ha enmarcado y situado en diferentes posiciones sobre la pared, de la que en ocasiones parecen salir las obras. «Para mí, la fotografía es algo muy cercano, como las fotos de familia», compara el artista, que exhibe una selección de 42 imágenes, elegida entre los tres centenares que ha realizado a lo largo de tres años.

Por su parte, las 21 mujeres que componen el taller de Arte-Textil presentan dos propuestas diferentes en los espacios Díaz Olano y Fernando Amárica. La profesora Puy Díaz de Tuesta ha coordinado estas creaciones, en las que pueden verse dos vertientes distintas del trabajo con los tejidos.

Carácter intimista

«En uno de los espacios puede verse el trabajo que se hace durante el curso», indica Díaz de Tuesta, cuyas alumnas han elaborado piezas que van desde un gran tapiz hasta un maniquí, en una gran instalación. En la segunda zona, pompones de muy variados colores y tamaños dan forma a conjuntos o espirales, en un proyecto que combina el carácter intimista y estético con el juego sonoro del nombre de estas bolas de lana.

Fotos

Vídeos