Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

null

Estás en: El Correo Digital > Local
URBANISMO
Un túnel de 600 metros unirá Amezola y Miribilla para sacar el tráfico a la periferia
El Ayuntamiento de Bilbao apoya la construcción de esta carretera bajo la colina de Irala, una operación «factible» que será abordada por Ría 2000 para prolongar una avenida

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un túnel de 600 metros unirá Amezola y Miribilla para sacar el tráfico a la periferia
FONDO DE SACO. La entrada del túnel se adivina en la ladera, entre la maleza, junto a la futura sede de Salud y Consumo. / FERNANDO GÓMEZ
Las instituciones implicadas en la regeneración de Bilbao han recuperado el proyecto de construcción de un túnel bajo la colina del barrio de Irala, con el objetivo de dar una continuidad natural a la avenida del Ferrocarril. Esta operación permitirá sacar el tráfico de vehículos de Amezola a Miribilla, en las proximidades de la autopista, aunque no está concebida tanto como un nuevo acceso a la ciudad. La carretera subterránea, excavada en un monte por el que circularon antaño las vagonetas mineras, evitará a los coches el 'callejeo' y pondrá fin al fondo de saco que hoy es Amezola, a pesar de ser una zona residencial en progresivo crecimiento.

La avenida del Ferrocarril es una de las grandes obras ejecutadas en Bilbao. Este bulevar de más de un kilómetro de longitud entre San Mamés y Amezola ha servido para cubrir la circulación de trenes de Renfe bajo un manto confortable para el vecindario. En lo que era el patio trasero, el soterramiento ha hecho ganar un buen espacio a la vida de la ciudad, tanto para el tráfico de peatones como de vehículos. El problema es que este vial es una especie de proyecto inacabado. Sólo hay que mirar la parte final del tramo, ya en la colina de Irala, para ver que la carretera acaba literalmente en un callejón sin salida, formado por la ladera del monte.

La idea de trazar un túnel para conectar Amezola y Miribilla, flamantes barrios del nuevo 'ensanche' de Bilbao, siempre ha estado ahí. Está recogida en los planes urbanísticos municipales y, recientemente, comenzó a cobrar cuerpo en las mesas de los expertos. Hace cuatro años, Bilbao Ría 2000 encargó a una ingeniería que estudiara si era viable excavar esta carretera. Había dos opciones. Aprovechar la vieja galería minera o abrir una brecha nueva. La primera alternativa fue descartada porque su tamaño, entre otros aspectos, no garantizaba del todo las condiciones de seguridad. La segunda, la que ha estado en mente de los gestores del urbanismo de la ciudad, pasó a la nevera, a la espera de una coyuntura favorable que parece que ahora llega.

El Ayuntamiento de Bilbao, a través del equipo de Iñaki Azkuna, se ha interesado por la posibilidad de impulsar de forma definitiva esta operación, en la que estarían directamente implicadas las concejalías de Urbanismo y de Circulación. Aunque el proyecto ha sido compartido en el Consistorio con absoluta discreción, algunos representantes vecinales de Miribilla ya conocen ideas generales tras haber sido consultados sobre diferentes ubicaciones para el acceso del túnel.

La construcción de esta carretera exigirá el despliegue de las grandes operaciones de cirugía urbana. Pese a que aún no hay proyecto definido, la obra costaría más de 20 millones y estaría dividida en dos tramos: la excavación bajo la colina de Irala y la apertura de un 'falso túnel', una especie de cajón al aire libre, en su encuentro con el barrio de Miribilla. En principio, este vial contaría sólo con dos carriles, uno por cada sentido de la circulación.

Impulso este año

La ejecución de la obra, que pertenece a la zona de trabajo de Bilbao Ría 2000, no será inminente, pero tampoco se dormirá en los laureles. La idea que se baraja es que obtenga el visto bueno oficial este mismo año, incluido el proceso de adjudicación. Podría recibir el primer respaldo público en un próximo consejo de la sociedad de gestión urbanística, aunque no tiene por qué ser en el más cercano, previsto para junio.

El Ayuntamiento de Bilbao, principal socio institucional comprometido con esta obra, anunció ayer su firme respaldo al túnel y explicó que hará visible su apoyo en un consejo de administración de la sociedad. «Nos parece que es un proyecto interesante y factible», adelantó un portavoz autorizado del equipo de Azkuna, a su vez, presidente de Ría 2000.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS