Gerardo Armesto expone sus últimas composiciones en Zuloa

Son piezas de pequeño formato en las que, mediante figuras geométricas, juega con el volumen, el espacio, la luz y la sombra

M. ARTAZA

Un conjunto de composiciones planas, trabajadas con figuras geométricas para conseguir una sensación de volumen. Esa podría ser una definición simplista de la última exposición del creador plástico Gerardo Armesto, 'El orden debajo de la herida', que se inauguró ayer en Espacio Zuloa, en Vitoria. Cajas de pequeño formato, construidas en cartón y madera, todas pintadas de blanco, a las que en ocasiones se les añaden piezas y, en otras, se vacían, para dotarlas de profundidad.

Armesto plantea un juego de perspectivas, que varían en función de la luz que reciba la obra en cada momento. «Esta muestra es fruto de mi trabajo de los dos últimos años, en los que he trabajado menos de lo habitual», comenta. Atrás quedan los años de obligación autoimpuesta para realizar, al menos, un dibujo al día. «Por eso incluye sólo composiciones. Llevo meses dibujando muy poco».

Cada una de las piezas es una variación sobre el mismo tema, aunque en ellas se pueden apreciar algunas diferencias, sobre todo en lo que a texturas se refiere. «Cada una de las piezas está dividida en dos partes. Una, más intensa, representa el orden; y la otra, más pálida, la herida que se mencionan en el título. La diferencia se aprecia plenamente sólo cuando están expuestas a una luz directa».

Un cristal separa los espacios, «hace muchos años descubrí, en una casa en la que pasaba los veranos, un hueco de ventana tapado por dos cristales superpuestos. Me pareció una imagen visual impresionante, como si la realidad variara en función de la parte del cristal a través de la cual uno la mira».

Ventana tapiada

Parecen expandirse hacia el fondo, «transmitiendo la misma sensación que una puerta que se abre. Lo que sucede es que, en este caso, no llevan a ninguna parte. Son como ventanas tapiadas, siguiendo con el tema de las ventanas». Los juegos de composición que plantea 'El orden debajo de la herida' la emparentan con una exposición anterior, 'Construcciones por fragmentación'.

Aunque formalmente estas obras no tengan demasiado en común con sus famosas cajas de luz, la luminosidad sigue siendo una de las claves de las creaciones de Armesto, y una herramienta más, como el papel, el cartón o el cristal.

La exposición es un homenaje al padre del artista (Gerardo Armesto, 1919-1957, también pintor, e integrante del Grupo La Pajarita) en el quincuagésimo aniversario de su muerte, que tuvo lugar hace unos pocos meses.

Fotos

Vídeos