Denuncia desde las tablas

La obra sobre el maltrato a las mujeres 'Inocentes', del riojano Pablo Pereda, se estrena este sábado en el Teatro Bretón

G. MARTÍN
Pablo Pereda e Irune Manzano, autor y actriz, junto al edil Ángel Varea y Felipe Andrés, de la Caixa / A. L./
Pablo Pereda e Irune Manzano, autor y actriz, junto al edil Ángel Varea y Felipe Andrés, de la Caixa / A. L.

La vida de Gloria es una historia triste, marcada por el maltrato, pero con un «final abierto a la esperanza». Así define la actriz Irune Manzano al personaje de la obra que este sábado interpretará sobre las tablas del Teatro Bretón, 'Inocentes', del autor riojano Pablo Pereda. Aunque su estreno estaba previsto en Bilbao, la conexión riojana con el escritor ha llevado finalmente al Ayuntamiento de Logroño a adquirir la primicia.

Con la representación se busca que el teatro «sea una plataforma para ayudar a los más desfavorecidos», explicó Pereda. En este caso, su obra abordará uno de los peores males que afectan a la sociedad española hoy en día, la violencia de género.

El contenido de la función será grabado en vídeo para, posteriormente, editar una primera tirada de 1.000 DVD que se repartirán entre asociaciones de mujeres maltratadas y los patrocinadores de la iniciativa, la Fundación Obra Social de La Caixa y el Ayuntamiento de Logroño. En la caja del DVD, además, se introducirá un libro informativo sobre los seis eslabones del maltrato.

Las entradas tendrán un precio único de tres euros y su recaudación se destinará al programa de ayuda a mujeres maltratadas que gestiona la Red Vecinal.

Realismo mágico

El padre de 'Inocentes', un monólogo de 75 minutos de duración, explicó que su obra se encuadra dentro del realismo mágico, que siempre es «una apuesta difícil, pero apasionante». La clave de esta corriente, y por tanto de la obra teatral, es «presentar un hecho extraordinario como si fuese cotidiano», señaló.

En escena, se cuenta la historia de una enfermera que cuida a un paciente terminal y que el espectador «verá como un sueño», afirmó. «La mujer deja una puerta abierta a su subconsciente y comienza a relatar su vida, marcada por el maltrato», desveló.

Su objetivo es activar la conciencia de las mujeres sobre las muchas etapas por las que transcurre el maltrato, muchas veces «inadvertidas», antes de finalizar en el asesinato que tantas veces se convierte en noticia. No obstante, mantiene la intención de que sea un espectáculo.

La obra es, según su autor, un proyecto en común en el que también se ha implicado la propia actriz. «Busqué una actriz que fuese versátil, con gancho, e Irune creyó en mi obra», destacó.

Para la intérprete, el personaje le ha dado «muchas posibilidades». A pesar de la dureza de la vida de la mujer que interpreta, ella se queda con que finalmente decide abandonar el camino que llevaba. «Y cuando uno decide que va a cambiar, todo cambia», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos