Detenido como presunto autor de malos tratos tras una pelea con su mujer

La víctima presentaba golpes en la cara por un enfrentamiento en un local de la calle Vitoria, y denunció que «la arremetía con frecuencia»

S. A.

La violencia machista se reprodujo el pasado jueves en Miranda. Y fue una llamada de alerta ciudadana la que consiguió ponerle freno. A las 21.30 horas el Servicio de Emergencias se puso en contacto con la central de la Policía Local para trasladar los datos de un hecho que se estaba produciendo en pleno centro de la ciudad. El informante que había contactado con el Servicio 112 hacía referencia a una «fuerte discusión familiar» en un establecimiento situado en la calle Vitoria.

Inmediatamente se desplazó hasta el lugar una patrulla que contactó con el propietario del mismo. Este, según los datos facilitados por el área de Seguridad Ciudadana, manifestó a los agentes que había discutido con su esposa. Pero el informe policial va más allá y refleja que la mujer «presentaba golpes en la cara».

En su versión, la agredida, manifestó a los policías que su esposo «la arremete con frecuencia y quiere separarle». A partir de ese momento se activó todo el procedimiento habitual ante este tipo de hechos. La víctima fue trasladada a la Comisaría de la Policía Nacional donde presentó denuncia. Posteriormente, y según se precisa en la comunicación que se refiere a esta intervención de la Policía Local, el marido fue detenido y se realizaron las diligencias pertinentes.

Reclamado por Interpol

Por otra parte, la Guardia Civil detuvo ayer en Miranda a un individuo que estaba reclamado por la Interpol. Según la información facilitada por el área de Comunicación de la Dirección General de la Benemérita, este hombre, que responde a las iniciales S.G.C, de 26 años de edad, tiene pendiente una orden de extradición.

En lo que se refiere a incidencias de tráfico, en el casco urbano sólo hubo un accidente el pasado jueves. Sucedió en la calle Rivabellosa, en el cruce con la calle Guadalquivir. Colisionaron dos vehículos y sólo se produjeron daños materiales.