Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

Estás en: El Correo Digital > Local
ÁLAVA
2.500 personas claman «justicia» para las víctimas del 3 de marzo
Sindicatos y familiares de los trabajadores asesinados en 1976 volvieron ayer a salir a la calle «a pedir la verdad»
04.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
2.500 personas claman «justicia» para las víctimas del 3 de marzo
RECUERDO. Flores en Zaramaga para los cincos obreros asesinados el 3 de marzo de 1976. / JESÚS ANDRADE
2.500 personas recorrieron ayer las calles de Vitoria para recordar a los cinco trabajadores asesinados en 1976 y exigir «justicia y verdad» para que se esclarezca lo ocurrido en aquella fecha, cuando la Policía mató a tiros a cinco trabajadores e hirió a un centenar durante la represión de una asamblea obrera que se celebraba en la iglesia de San Francisco, en Zaramaga. Desde entonces la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo pide «justicia y verdad» en forma de responsabilidades políticas para los culpables de la matanza. «Más pronto que tarde lo vamos a conseguir», dijo ayer José Luis Martínez Ocio en nombre de la asociación.

La manifestación fue precedida por una concentración alrededor del monolito que recuerda a Pedro María Ocio, Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo y Bienvenido Pereda. Allí hubo txalaparta, flores y reproches para la Ley de Memoria Histórica, que Martínez Ocio calificó como «ley de punto final» ya que no permite abrir los el caso para su investigación.

Del recuerdo de los obreros asesinados se pasó a una extensa lista de arengas que dio un inequívoco tono político al acto. El representante de la asociación arremetió contra quienes «ponen todo su empeño en ilegalizar partidos, detener a la juventud y negar el derecho a decidir como pueblo». Por su parte, los sindicatos que se unieron a la marcha -ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS- mostraron su voluntad de «seguir luchando contra la explotación de los trabajadores».

A las 19.30 horas la marcha salió de Zaramaga y durante casi una hora, hasta su llegada a la Plaza de España, participantes y convocantes corearon las clásicas consignas «la Policía tortura y asesina» o «el pueblo no perdona», mientras aprovechaban para repartir panfletos y pedir la abstención en las elecciones. La marcha terminó con la Internacional y el Eusko Gudariak.

A lo largo del día se sucedieron actos de recuerdo a los obreros asesinados. Por la mañana, los candidatos de Ezker Batua al congreso y el Senado por Álava realizaron una ofrenda floral frente al monolito y pidieron un «reconocimiento real» para las víctimas. Por su parte, el PNV, por boca de Emilio Olabarria, criticó que la Ley de Memoria Histórica «no resuelve la reparación política ni económica que merecen los que sufrieron el acto de terrorismo provocado por las fuerzas de seguridad del estado el 3 de marzo de 1976».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS