Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

PREHISTORIADOR
Eudald Carbonell: «La sociedad de la información nació alrededor del fuego»
El codirector de las excavaciones de Atapuerca cree que la Humanidad está a punto de sufrir un colapso a causa del cual morirá entre el 10% y el 15% de la población

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Eudald Carbonell: «La sociedad de la información nació alrededor del fuego»
ENTRE LIBROS. Eudald Carbonell, en un rincón de la biblioteca de la Fundación BBVA. / MITXEL ATRIO
La pasión por nuestro pasado ha llevado a Eudald Carbonell a reflexionar sobre el futuro inmediato de nuestra especie, en el que intuye una grave crisis de la que saldremos antes cuanto antes se extiendan los beneficios de la ciencia y la técnica a todos los seres humanos. «La ciencia es la única solución que tenemos», afirma el prehistoriador catalán, que ayer participó en Bilbao en el ciclo de conferencias 'Darwin y Wallace: 150 años del descubrimiento de la evolución', organizado por la Fundación BBVA, el CIC bioGUNE, el British Council y la Unidad de Biofísica de la UPV y el CSIC

-Dice que estamos ante un cuello de botella evolutivo.

-Sí. Ha sucedido muchas veces en la Historia, pero nunca con 6.000, 7.000 u 8.000 millones de individuos, como puede pasar ahora. Hace 200.000 años, cuando nació en África 'Homo sapiens', nuestra especie, sólo había unas mil hembras.

-¿Ahora cuál es el riesgo?

-Hay un crecimiento exponencial en el consumo, en la pérdida de biodiversidad... Son fenómenos convergentes y nos llevarán a un cuello de botella. En mi opinión, avanzamos hacia un colapso.

-¿Catastrófico?

-Depende de lo que entiendas por catastrófico. En cualquier caso, será un batacazo. Se manifestará, entre otras cosas, en una pérdida de población.

-¿Cuál será el detonante?

-Los instrumentos que nos socializan -los móviles, los aviones, los ordenadores...- se componen de elementos de todo el planeta.

-Que proceden de diferentes sitios.

-Si se rompen las redes de transporte, comunicación y comercio, y hay una crisis de sociabilidad, sufriremos un colapso y perderemos del 10% al 15% de la población mundial por hambre, violencia...

Al borde del abismo

-¿Cuánto tiempo nos queda?

-Pasará en este siglo. Si nos encontráramos alrededor de un agujero negro, ahora estaríamos en el horizonte de sucesos a partir del cual te succiona.

-¿Cuánto durará la crisis?

-No te lo puedo decir. Sería jugar a profeta. Lo que he expuesto, el escenario del colapso, es lo que algunos consideramos más probable.

-¿Cómo será el mundo tras esa crisis?, ¿en qué cambiará?

-Hay que desarrollar la conciencia crítica de especie.

-¿Y eso qué es?

-Convertir la inteligencia operativa en conciencia operativa. No basta con conocer, hay que pensar y actuar. Hay que socializar la ciencia y la técnica, incorporar a la población a la toma de decisiones, a estructurarse, a influir...

-¿No lo hacemos ya?

-En muy poca medida, y hay que extenderlo. Atapuerca ha conseguido que en España la teoría de la evolución esté en la calle, que los medios hagan divulgación de gran calidad... La lógica tiene que sustituir al azar y la superstición. La gente tiene que presionar para que cambie la socialización que estamos haciendo ahora mismo.

-¿Qué tiene de malo?

-Que hemos incrementado la sociabilidad, pero no nos hemos socializado.

-Explíquese, por favor.

-La ciencia y la técnica han mejorado las relaciones en el planeta. Nos han permitido alcanzar cotas de conocimiento muy altas.

-Y de bienestar.

-Sí. Pero, al mismo tiempo, no han contribuido a mitigar los desequilibrios. Los beneficios de la ciencia y la técnica no se han generalizado.

-Pero los descubrimientos se suceden cada vez con mayor rapidez.

-Sí. Estamos reacelerados. El tiempo que pasa entre un avance tecnológico y su generalización es cada vez menor. Pasa todo tan rápido que no nos da tiempo a metabolizar el proceso, a asimilarlo.

-A mediados de los años 90, el teléfono móvil era en España algo al alcance de pocos y hoy se ha generalizado hasta entre los escolares.

-Está muy bien que ocurran cosas así, siempre y cuando la resocialización que conlleva el nuevo invento se haga consistente, se integre en el sistema.

-Como contrapunto, el fuego tardó mucho más en extenderse a todos los humanos.

-Sí. El fuego es un invento de hace 600.000 años que tardó más de 200.000 en llegar a todos los humanos. El móvil ha hecho lo mismo en menos de 20 años. Los dos son inventos que cambian las relaciones sociales porque la tecnología hace que aumente la socialización de los primates humanos. Lo que pasa es que ahora estamos reacelerados. La generalización del fuego exigió centenares de miles de años; hoy en día, ocurre algo parecido en un año. La vida va demasiado rápida. Nuestro cerebro no está preparado para cambios tan rápidos. Aunque evolucionado, es el de un primate y no alcanza a tanto. Ahora ya estamos siendo socializados por las máquinas.

-¿Qué quiere decir?

-Sin las máquinas, nuestra vida es imposible. Están presentes en todos los actos de nuestra vida.

-Ya lo estaban hace décadas.

-Lo estaban, pero no eran las mismas. Las máquinas de ahora educan, controlan, enseñan, organizan, interaccionan con los humanos.

-Se refiere a los ordenadores.

-A los ordenadores, a los móviles, a la televisión, a la radio... Ya las máquinas no se limitan a producir.

-Como pasaba desde la Revolución Industrial.

-Sí, entonces eran meras productoras. Ahora, nuestras crías viven motivadas por las máquinas. Las máquinas son las que están socializando a la generación que tiene entre 5 y 10 años. No hay ningún entorno en el que las máquinas no estén socializando a nuestras crías. Eso era algo impensable hace unos años. ¿Ojo!, las máquinas no son más que testaferros nuestros, un apéndice que gobierna el proceso de rehumanización.

El fuego y el 'chat'

-Y ya somos capaces de controlar hasta nuestra evolución.

-Estamos intentando cambiar el orden natural por la organización humana. Hay gente que cuando digo esto se pone enferma.

-¿Por qué?

-Porque es desafiar la ley divina.

-Casi no hemos cambiado físicamente en 200.000 años. ¿Lo haremos en el futuro?

-Nuestra especie se encuentra en un callejón sin salida. Desde hace 200.000 años, los cambios fisiológicos han sido mínimos. Hemos llegado a una detención evolutiva. A partir de ahora, no habrá grandes cambios. Ahora, lo que importa es la selección cultural. Craig Venter acaba de construir un fragmento de ADN en el primer paso a crear vida artificial. ¿Es algo alucinante!

-El último paso de un largo camino iniciado hace 5 millones de años. ¿Cuáles habrían sido los avances claves en ese proceso?

-El invento del fuego, la aparición del lenguaje... El fuego es el gran elemento socializador. La sociedad de la información nació alrededor del fuego. Es un elemento 'radializador', permite que todos los miembros del grupo se vean no de uno en uno, sino en conjunto, y posibilita la comunicación intergeneracional. Ahora, para los chavales, el elemento socializador es el 'chat'...

-Hay padres preocupados porque sus hijos se encierren con el ordenador para navegar por Internet. Creen que así se aíslan del mundo.

-Ése es un modo de pensar basado en el miedo a la innovación, a la transformación. Tendría que preocuparles que no estuvieran conectados a la Red.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS