Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

null

ALAVÉS
El Alavés despide a Uribe en busca de «un revulsivo»
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Alavés despide a Uribe en busca de «un revulsivo»
ACTIVO. Uribe gesticula con la vehemencia que ha sido su seña de identidad en Vitoria. / IOSU ONANDIA
El Alavés destituyó ayer a Josu Uribe en busca de «un revulsivo» para las diecisiete últimas jornadas del campeonato. Poco después de las seis de la tarde, el portavoz del club, Enrique Pérez, anunció la «rescisión» del contrato del técnico asturiano, que deja el equipo con 28 puntos en 25 jornadas, a uno de las posiciones de descenso y tras encajar en Cádiz, en uno de los peores partidos de la temporada, la cuarta derrota consecutiva a domicilio.

Josu Uribe regresó en autobús junto a la expedición albiazul y llegó a Mendizorroza a las cinco de la tarde. Visiblemente afectado por una decisión que ya estaba tomada y que por sus movimientos posteriores parecía conocer, el técnico alavesista se subió al coche para dirigirse a Ibaia, donde el equipo estaba citado para entrenar. En el vestuario mantuvo una charla de veinte minutos con la plantilla, que supuso su despedida. Posteriormente, regresó a Mendizorroza, donde el presidente alavesista, Fernando Ortiz de Zárate, le confirmó su destitución.

«Momento triste»

Poco después de la marcha de Uribe de las oficinas del Paseo de Cervantes -la reunión apenas se prolongó cinco minutos-, Enrique Pérez explicó que la «situación deportiva» del equipo «ha obligado» al consejo de administración a buscar un relevo en el banquillo. El portavoz alavesista precisó que se trata de un «momento triste» y que la entidad albiazul «sólo tiene buenas palabras» para el trabajo del técnico. «El presidente le ha agradecido su dedicación, ha comentado que la cuerda siempre se rompe por el mismo sitio y que tristemente llevamos 28 puntos, a uno del descenso, y hay que tomar decisiones, buscar un revulsivo», matizó.

Josu Uribe ha estado en realidad cuestionado desde la mitad de la primera vuelta, tras la derrota en Castellón y afrontó hasta tres partidos con su puesto en juego. Aunque el objetivo declarado del club para esta temporada es «la permanencia» y la salida del técnico se produce con el equipo fuera de los puestos de descenso, es decir, dentro de los parámetros de sufrimiento en teoría previstos, los dirigentes de la entidad albiazul siempre han pensado que la plantilla se encuentra capacitada para, al menos, evitar apuros clasificatorios. Algo que no ha sucedido en ningún momento de la temporada, dado que el pésimo arranque con tres puntos en seis jornadas, ha lastrado la trayectoria alavesista.

A las dudas deportivas que ha suscitado la dubitativa y por momentos errática temporada albiazul -ocho derrotas en doce partidos fuera-, se ha unido en la decisión de la directiva la complicada situación del club, inmerso en un proceso concursal y con graves problemas económicos. Y es que el horizonte de un descenso a Segunda División B podría suponer incluso la desaparición de la entidad.

Pobre imagen en Cádiz

Con una proyección de puntos que dejaría al equipo con 47 al final de la temporada, cifra que a priori no garantiza la permanencia, el club ha considerado que era el momento indicado para buscar un cambio. Pese a que el abrazo de Toni Moral a Uribe tras la victoria ante el Sevilla Atlético y la celebración posterior de todo el equipo apuntó a la comunión de la plantilla con el técnico asturiano, la derrota ante el Cádiz y la pobre imagen ofrecida por el Alavés en el Ramón de Carranza precipitó la decisión.

La destitución de Uribe dejó ayer al Alavés con Julio Bañuelos, segundo técnico, al cargo del entrenamiento de Ibaia. El club explicó que llevará las riendas de «manera interina» mientras el club negocia con otros técnicos.

Enrique Pérez explicó que la entidad deberá «afinar mucho» por los problemas económicos, pero también que el club confía en tener un relevo esta semana.

f.r.esquide@diario-elcorreo.com
Vocento
SarenetRSS