Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Rioja

LA RIOJA
«No podía cantar sin el permiso de mi marido»
La célebre cantante, de 96 años de edad, recibe hoy un homenaje en la apertura del ciclo de Ópera en DVD
23.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«No podía cantar sin el permiso de mi marido»
Conchita Miralles, durante los años 40. / FOTO: FUNDACIÓN CAJA RIOJA
CONCHITA MIRALLES, SOPRANO RIOJANA DE LOS AÑOS 40 Esta tarde arranca en Logroño la cuarta temporada de Ópera en DVD. Preparando esta edición, sus promotores, Amigos de la Ópera y Fundación Caja Rioja, decidieron «comenzar a homenajear a los cantantes de La Rioja». Y en ese sentido, «estaba claro que había que empezar con la decana». De ahí se llega a Conchita Miralles, una de las consideradas grandes divas españolas de los difíciles años 40. Hoy nonagenaria, de férrea salud y recuerdos nítidos y emocionados de entonces, la cantante se confiesa «muy nerviosa» ante el tributo que el ciclo operístico audiovisual le rinde hoy, en su tierra de acogida.

-A sus 96 años, y tras más de 50 retirada, ¿sigue cantando, aunque sea en la ducha?

-En la ducha, no, pero sí en mi casa, a veces los sábados cuando escucho alguna zarzuela en la radio. También cuando estoy en algún sitio y oigo cantar... Hace poco en un restaurante unos músicos tocaban Schubert, y yo, en falsete, los seguí, metiendo alguna nota aunque, la verdad, ya doy pocas. ¿Pero me gusta cantar, y me moriré cantando!

-Su biografía dice que nació en Argelia, pero hoy se le homenajea como riojana. ¿Cómo se explica?

-Mis padres eran franceses. Mi padre era inventor y quería recorrer mundo, por eso de niña viví en Barcelona, Madrid, Avilés. Al final acabamos en Arnedo, porque descubrió un sistema para la fabricación de calzado. Y ya, tras concluír mi carrera, decidí volver. No soy riojana de nacimiento, pero sí de sentimiento.

-Su carrera fue tan exitosa como efímera y sólo duró ocho años. ¿Por qué ese final prematuro?

-Tuve la mala suerte de casarme.

-¿Cómo?

-Sí, un artista no tiene que estar casado, porque tienes problemas, discutes... y eso te pone nerviosa, te entristeces. Como artista, tienes que entregarte completamente a tí misma. Además, en aquella época de guerra, necesitaba permiso de mi marido para cantar y, aunque yo iba un poco por libre, los empresarios no me contrataban por miedo a que alguien viniera y no me dejara salir a escena.

-Pero cuando concluyó la guerra, se separó...

-Pero era tarde, ya no me veía con la misma energía. Por eso, preferí dejarlo cuando aún era un gran nombre y sería un gran recuerdo.

-Pese a los años que han pasado, su nombre quedará por siempre ligado al de 'Marina'...

-Esa ópera fue mi éxito. Me presentó el maestro Moreno Torroba, primero en Vitoria con tal éxito, que en vez de una 'Marina' se hicieron 20 ó 30. De ahí pasé al teatro Calderón de Madrid, que me presentó como 'gran diva española'. Luego, interpreté otras muchas zarzuelas, pero siempre abría con 'Marina' mis debús, con muchísimo éxito, por toda España y Portugal.

-No hay nada grabado suyo, pero la crítica siempre resaltó sus inalcanzables agudos.

-No hay nada porque en aquella época de guerra fue imposible. Pero cuando yo cantaba, todo el mundo esperaba mis notas agudas, mis picados, mis gorgoritos. De hecho, todas las obras que canté estaban arregladas a mi voz, llevadas a tonos aún más agudos. Fui una triple ligera muy ligera; además de voz ancha, grande, central, lírica. Por eso me llamaban 'el Ruiseñor de España'.

-'Diva', 'Ruiseñor de España'... ¿le pusieron algún apelativo más?

-Bueno, en los teatros, las señoras mayores me miraban desde los palcos con los prismáticos, y decían: 'Es la tiple del busto bonito'.
Vocento
SarenetRSS