Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Miranda

Estás en: El Correo Digital > Local
Miranda
El teatro Apolo cierra su proyecto y espera completar la rehabilitación en tres años
El presupuesto se concreta en 6,1 millones de euros El Ayuntamiento negocia con una Fundación privada sufragar la inversión que le corresponde, el 10%
10.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El teatro Apolo cierra su proyecto y espera completar la rehabilitación en tres años
EL ARQUITECTO. Miguel Verdú expuso ayer las características del proyecto ante concejales y periodistas. / AVELINO GÓMEZ
«Un proyecto que se pierde en la noche de los tiempos». Así, en tono literario y con verdad rotunda, introdujo Fernando Campo al arquitecto Miguel Verdú, que fue el encargado de presentar ayer su idea sobre la rehabilitación del Teatro Salón Apolo. El edificio, parte de la memoria de esta ciudad, tendrá un coste de 6,1 millones de euros -equipamiento al margen- y salvo sorpresas 'administrativas' podría inaugurarse dentro de tres años.

Son los dos datos más relevantes que el arquitecto madrileño, el único que -como él mismo reconoce con cierta sorna-, ha tenido que ganar en dos ocasiones un mismo concurso para poder llevar a cabo su objetivo. Dispone de seis meses para la redacción del proyecto de ejecución. Y, a partir de ahí, el calendario sigue corriendo: seis meses más para la contratación y en torno a dos años para que concluyan los trabajos de rehabilitación.

Difiere así con lo expresado por Rafael Pacheco Rubio, director general de Arquitectura y Política de Vivienda del Gobierno central el pasado mes de marzo. Entonces anunciaba en Miranda que se había rescindido el primer contrato con Verdú -su proyecto inicial, de 2000, sólo hacía referencia al inmueble original- y «esperemos que a final de año pueda estar publicada la contratación de las obras para que después puedan iniciarse las mismas».

La actuación que ayer se presentó atañe al edificio del Apolo pero también a varios inmuebles adosados que el Ayuntamiento ha ido adquiriendo en los últimos años. Con todos ellos ya a en propiedad; el encargo concreto del Ministerio de la Vivienda y una financiación que ya resuelta, parece difícil que pueda producirse una nueva vuelta de tuerca en torno a uno de los símbolos del Casco Viejo.

Precisamente ayer la Junta de Gobierno Local dio luz verde a la propuesta de convenio con la Administración regional, que aportará el 30% de la inversión prevista. Se sumará así al 60% comprometido por Madrid y al 10% restante que el Ayuntamiento está negociando obtener de una Fundación «con lo que haríamos una intervención interesante y con coste cero para el Consistorio», explicó Campo.

Con este nuevo entorno administrativo y político, Verdú no pudo por menos que lanzar un optimista, «parece que esta vez va de verdad». Tras realizar una rápida historia de lo sucedido en los últimos 7 años, destacó el mal estado de conservación del inmueble -cerrado durante tres décadas-.

473 espectadores

Será vaciado completamente y se intentará recrear en la medida de los posible el ambiente original, concediendo a todos los espacios un obligado toque funcional. El edificio finalmente tendrá un aforo para 473 espectadores -de este modo se evitarían las localidades de 'difícil visibilidad'- y el grueso del presupuesto será absorbido por la rehabilitación de las fachadas, pero también por la compleja y sólida carpintería que se empleará.

A los 6,1 millones del presupuesto de licitación habrá que añadir «entre un 20% y un 30%» para equipamiento; un proyecto complementario que saldrá a contratación a medida que avance la rehabilitación.
Vocento
SarenetRSS