Descubiertas en Treviño tumbas de hace 5.000 años con un rito funerario nuevo en el área vasca

Los restos humanos encontrados en San Quílez, San Martín Zar, son los más antiguos conocidos hasta la fecha en el Condado de Treviño y representa un nuevo sistema funerario de inhumaciones en túmulos

AGENCIAS |VITORIA

Un grupo de investigación de la Universidad del País Vasco han excavado en Treviño un grupo de tumbas de hace unos 5.000 años en las que se utilizó un sistema funerario con un rito hasta ahora no descrito en el área vasca.

Las excavaciones, dirigidas por el profesor de Prehistoria Alfonso Alday y con la participación de alumnos y licenciados de Historia de la UPV/EHU, han registrado sus descubrimientos más interesantes en el túmulo funerario neolítico de San Quílez, en San Martín Zar, según ha informado la Universidad.

Se trata de un altozano natural en posición estratégica dentro del valle del río Rojo. En él se inhumaron los restos de unos ocho individuos, sobre los que se montó cuidadosamente un lecho de piedras a modo de cubrición. La disposición de los restos y la ausencia de determinadas partes de los esqueletos indican que se trata de un enterramiento secundario: los cuerpos fueron expuestos o enterrados en otro lugar para, una vez descarnados, trasladar algunas de sus partes al túmulo.

La presencia de algunos fragmentos de cerámica y de objetos sobre sílex permite establecer una datación de hace unos 5.000 años, pero esta tesis deberá ser confirmada mediante la prueba del carbono14. En esa época se empezaron a erigir los primeros dólmenes del País Vasco, y un poco más tarde también se usarán las cuevas como lugar de enterramiento.

Los restos humanos encontrados en San Quílez son los más antiguos conocidos hasta la fecha en el Condado de Treviño y, según señala la UPV, representa un nuevo sistema funerario de inhumaciones en túmulos con un rito hasta ahora no descrito en el área vasca: los enterramientos secundarios en un punto de amplia visibilidad como marcador territorial.

Por otra parte, las prospecciones sobre la sierra de Araico -con participación del geólogo Andoni Tarriño-, constatan huellas de extracciones de tipo minero en sílex, así como la presencia de abrigos cuyo potencial arqueológico se contrastarán a partir de septiembre.

Fotos

Vídeos