El grupo vasco de Segunda B recupera a los clubes navarros

J. M. ALONSO

Desplazamientos más distantes y unos rivales, a priori, con mayor potencial económico y deportivo jalonarán el calendario de los equipos vascos de Segunda B, según se desprende de la reunión que mantuvieron ayer en Madrid los representantes de los clubes de las federaciones autonómicas.

El Grupo II estará formado por Bilbao Athletic, Barakaldo, Lemona, Sestao, Real B y Real Unión (Euskadi); Burgos, Guijuelo, Cultural Leonesa, Palencia, Valladolid B, Zamora, la recién descendida Ponferradina (Castilla-León); y Logroñés C. F. y C. D. Logroñés (La Rioja). La novedad llega con los navarros, el filial de Osasuna y el recién ascendido Peña Sport, que volverán a enfrentarse a los conjuntos vascos. Lo mismo que el Huesca y dos clubes castellano-manchegos.