El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 26 || Mañana 15 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El doblaje en euskera lanza un SOS desesperado

Crisis en el sector

El doblaje en euskera lanza un SOS desesperado

La producción, que se limita a series de animación, ha caído a la mitad en apenas cinco años. El sector pide medidas a Lakua y EiTB

03.10.13 - 00:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

«A este ritmo el sector desaparecerá en poco tiempo. Estamos en situación de SOS». La industria del doblaje en euskera, que agrupa a unos 200 profesionales, no esconde su desesperación y avisa de que si no cambia la política del Gobierno vasco y de EiTB «nos vamos al garete». En los últimos meses han mantenido reuniones con el Ejecutivo autónomo y la televisión vasca. Ayer se celebró una reunión en San Sebastián, «pero no hay avances y la situación se complica cada vez más. En lo que llevamos de año solo se han doblado al euskera 100 horas de producción audiovisual», detalla un portavoz.

Las mismas fuentes sostienen que los rectores institucionales del audiovisual vasco «quieren suprimir el doblaje en euskera. Los que reivindican la subtitulación quieren que veamos las películas, documentales y la ficción en general en versión original subtitulada, a pesar de que la tecnología actual permite escoger una u otra opción». La historia del doblaje en euskera como industria se remonta a hace treinta años, cuando se puso en marcha Euskal Telebista. El salto sociológico llegó de la mano de la serie de 'Dallas'. No cabe duda de que escuchar a JR hablar en euskera marcó un hito.

«Con la crisis, ETB ha recortado presupuestos. Con el material doblado que tienen, piensan completar la programación de los próximos dos o tres años», protestan los representantes del sector. La mayor parte de la producción se limita series de animación. Ellos defienden una apuesta institucional por el doblaje «que reúna títulos cinematográficos notables, ficción y documentales de primera línea y una variada animación para los pequeños».

Cataluña y Galicia

Desde 1983, durante los cinco primeros años de historia de la televisión vasca, se doblaron 1.800 horas anuales para ETB1. A partir de 1990 se doblaron 1.100 horas. En el período 2009-2012, 450 horas anuales. En el año 2008, dentro del Contrato Programa 2007-2010, un acuerdo del Gobierno vasco con EiTB establecía «la necesidad de incrementar el número de horas de doblaje en euskera para ayudar a la normalización lingüística del país».

Dicho esto, ¿cuál es la realidad en cifras de la situación actual? «Las horas de doblaje se han reducido en un 51% en el periodo 2008-2012, situándose en un nivel muy inferior al que había en 2005. Hasta el verano de 2013 se han doblado menos de cien horas. La previsión es de unas pocas horas más para este año. Esto nos daría un 84% menos respecto a 2008. Con esta situación, la industria del doblaje desaparece», advierten los profesionales.

En Cataluña el presupuesto anual para doblaje es de 8 millones. En 2012 se doblaron 2.000 horas frente a las menos de 400 horas en euskera. Para doblar películas de estreno en catalán se dispone de 1,4 millones, y se doblan unos 30 largometrajes al año. En Euskadi, el presupuesto en 2012 fue de 0,55 millones de euros, se doblaron seis largos y se subtitularon cuatro. «Para mantener una estructura empresarial estable deberíamos tener un presupuesto de unos 3,5 millones, similar al presupuesto de doblaje al gallego», calculan los representantes del sector en Euskadi.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El doblaje en euskera lanza un SOS desesperado
Centro de dobladores al euskera, en EiTB. /Mikel Fraile
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.