El Correo Digital
Jueves, 2 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
María Ullibarri: «En Escocia la gente está menos politizada»

VASCO DE ALTOS VUELOS

María Ullibarri: «En Escocia la gente está menos politizada»

Comenzó haciendo camas y casi veinte años después goza de una buena posición profesional en Edimburgo

08.09.13 - 00:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

¿Debería ser Escocia un país independiente? Es la pregunta que se hará a los escoceses el 18 de septiembre de 2014. Un referéndum al que se somete este país y al que muchos miran como reflejo. No tanto sus propios ciudadanos, ya que como adelanta María Ullibarri, están más preocupados por la grave crisis económica que asola al país. Y es que a juicio de esta bilbaína «la gente está menos politizada que en el País Vasco». Además, la población está más por superar los problemas económicos que en elegir entre 'sí' o 'no'. «El debate es más a nivel político que en la calle. La gente no toma posición». Eso no quita a que llegado el momento, todo el mundo ejerza su derecho a decidir, como lo hará Ullibarri, quien es madre de dos niños que se declaran «escoceses y de Mundaka al mismo tiempo». «Creo que nunca me sentiré escocesa, pero sí me incumbe lo que suceda». Lo que ocurra en esta región del Reino Unido le afecta desde que decidió mudarse a ella hace casi dos décadas.

Ella confiesa que su corazón está en Mundaka, a donde vuelve cada verano con su marido británico y sus dos hijos. Y es que esta bilbaína nunca pensó que su estancia en Edimburgo se alargaría más allá de unos meses. «Yo siempre digo que no me fui, sino que me quedé. Después de la universidad vine con una amiga y nunca regresé», echa la vista atrás. Tras licenciarse en Empresariales, tomó la decisión de perfeccionar su inglés en Escocia. Su primer trabajo fue haciendo camas en un hotel y de ahí, con un inglés más fluido, pasó a trabajar en una tienda de diseño. Una etapa que recuerda con cariño.

En busca de algo más, comenzó un postgrado que le llevó a hacer prácticas en una pequeña auditoria. Después de tres meses como becaria, le ofrecieron quedarse y entonces «se lio todo», confiesa con una sonrisa. Fue el paso para comenzar una carrera en el sector de las finanzas. Su siguiente empleo fue en la multinacional americana Eaton, donde se encargó de implementar un sistema financiero de Oracle. Este puesto le obligaba a pasar semanas completas en Barcelona. Dos años a caballo entre España y Escocia en los que aprendió mucho.

Esfuerzo y satisfacción

Pasada esa etapa, Ullibarri tuvo la oportunidad de entrar en la empresa Shell como manager. Un proyecto interesante, integrado por una plantilla joven, que le supuso seis años de mucho esfuerzo y gran satisfacción. «Me ascendieron y me concedieron un cargo con carácter europeo que me llevaba a viajar por España, Portugal y Grecia». Fue entonces cuando conoció a su marido, de origen británico y licenciado en filología española, y tuvieron a su primer hijo. «No podía seguir con esa vida, de un lado para otro. Tuve que plantearme dejarlo y me cambié de trabajo». Hace nueve años de ese importante cambio, cuando entró a formar parte de una de las más grandes organizaciones sociales de Escocia. Entró como jefa de finanzas y ahora es directora de Carr Gomm, una institución sin ánimo de lucro que ayuda a personas minusválidas, con adiciones, problemas de salud mental, autismo... «Siento que con este trabajo devuelvo algo a Escocia».

Ella y su equipo echan cada día mano de la imaginación para buscar fórmulas con la que recaudar fondos. Las subvenciones se han visto reducidas por parte de los ayuntamientos y ahora tienen que hacer «más por menos». Aún así, necesitan de más profesionales en su organización y tienen abierto un proceso de selección. En su página web www.carrgomm.org indican dónde mandar el currículo, y quién sabe si protagonizar así una historia similar a la de esta vasca. Ella no se había planteado vivir en el extranjero, a pesar de ser hija de capitán de marina mercante y tener un poco 'alma de marinera'.

Eso sí, Ullibarri no olvida su procedencia y junto a unas amigas fundó el grupo Alba, que reúne a familias hispano-hablantes en Edimburgo en un intento de preservar entre sus hijos el castellano. Y para mantener las raíces cada verano viaja a Bilbao y Mundaka con su familia. Un buen momento de hacer comparaciones, aunque como ella misma confiesa «en el día a día no existen diferencias». Lo que más refleja la distinción es el clima. A pesar de venir de un tiempo lluvioso y gris, es complicado superar los largos y oscuros inviernos de este país. «La falta de luz es lo más duro y con el tiempo no se supera», remarca.

«Cómoda para vivir»

Es un contratiempo que resulta menor en la balanza al disfrutar de unos paisajes idílicos. «Coges el coche y en media hora ves una panorámica increíble. En primavera tratamos de hacer cada poco tiempo una excursión a una isla, junto a un lago... es muy salvaje». Ya metidos en suelo urbanita, Edimburgo le resulta una ciudad muy cómoda para vivir. «Es especial y cosmopolita. Muy rica». Van sólo un año por detrás de Londres en exposiciones.

Pero en riqueza cultura no tienen nada que envidiar a la capital británica, ya que es una urbe con una gran mezcla de razas. «Por cada escocés hay nueve de otra procedencia». El problema es que no hay suficiente vivienda ni espacio para construir. Así que los precios para comprar una casa están por los aires y los salarios no son lo bastante altos para una hipoteca. Así que en Escocia, un país en el que hace unos pocos años los jóvenes se independizaban una vez iban a la universidad, cada vez se asemejan más a España «en lo de vivir más tiempo en casa con los padres». Ella sí cuenta con su propia casa donde disfruta de jardín y huerta. Una afición que le ha surgido en Edimburgo como la del rugby, un deporte que aconseja seguir. No cree que regrese a Euskadi. «Con que pueda ir a Mundaka cada verano ya me vale».

En Tuenti
María Ullibarri: «En Escocia la gente está menos politizada»
La bilbaína María Ullibarri cuida el jardín de su casa, una afición que le ha surgido en Edimburgo./ E. c.
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.