El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 21 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Me han colado 200 euros en billetes falsos en apenas seis semanas»

Preocupante crecimiento de las estafas

«Me han colado 200 euros en billetes falsos en apenas seis semanas»

La Ertzaintza detectó cinco casos en agosto, pero proveedores y comerciantes se quejan del «incremento» de pagos con dinero ilegal

31.08.13 - 00:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

José, un distribuidor de bebidas de la Margen Izquierda, ha comprobado cómo la circulación de billetes falsos está perjudicando a su negocio. «Me han colado cuatro copias de billetes de 50 euros en el último mes y medio, y a mis compañeros otras tantas», denuncia. «Al principio nos parecía algo casual, pero ya resulta exagerado. Son ocho billetes en muy poco tiempo y hasta ahora, aunque llevo trabajando muchos años, sólo había visto algunos de 20», clama este trabajador, convencido de que la circulación del dinero de pega aumenta con las fiestas veraniegas. Su teoría es que las aglomeraciones que se producen en los bares durante los festejos suponen un caldo de cultivo idóneo para introducir este efectivo en el mercado. Con las barras llenas, los camareros se fijan menos en el cambio, por lo que es más fácil «colar» el dinero falsificado en las cajas registradoras. Los profesionales no lo autentifican, por que a menudo no disponen de tiempo ni de medios.

«Muchos bares no tienen comprobantes de billetes», dice este afectado. De ahí, el dinero falso pasa a los distribuidores de bebida y comida, que también durante estas fechas ven multiplicado su trabajo. «Estoy seguro de que el que me ha metido este dinero ni se ha enterado -opina-. Para nosotros también es muy difícil detectarlo, porque te pagan 400 ó 500 euros en efectivo y te cuelan el billete falso en medio de los buenos», concluye. Él los reconoció más tarde, principalmente por «la textura y el color y el brillo de los números tintados».

A su juicio, tanto él como los comerciantes que sufren estas prácticas son «víctimas» de quienes hacen el agosto falsificando papel moneda. No obstante, las denuncias registradas son cada vez menores y los datos policiales determinan que la proporción de pagos con papel moneda ilegal es «ínfima».

Por ejemplo, nadie se ha acercado hasta las comisarías de la Policía Municipal de Bilbao para denunciar algún caso durante la Aste Nagusia. Y la Ertzaintza sólo ha detectado cinco casos de introducción de copias en toda la provincia a lo largo del mes. «El porcentaje entra dentro de lo habitual, sin que durante las fiestas se haya visto un incremento extraordinario», dice el Departamento de Seguridad.

Eso sí, se ha producido una detención por pagar con dinero falso en la capital vizcaína. Una mujer trató de colar dos billetes ilegales de 100 euros en un centro comercial bilbaíno el pasado 19 de agosto. Una vez arrestada, los agentes se encontraron con que guardaba más entre sus pertenencias.

«Tendencia a la baja»

Según informaron los investigadores de la Ertzaintza, el resto de las infracciones detectadas a lo largo del mes se correspondieron, en todos los casos, con la introducción de billetes de 50 en locales de hostelería y comercios. La única excepción fue uno de 20 que denunció un tendero de Gernika. Los más afectados fueron los propietarios de locales de loterías y apuestas, comercios y también una gasolinera.

En lo que va de 2013, la Ertzaintza ha imputado a nueve personas en toda Euskadi por tratar de abonar con dinero 'de mentira'. «Cinco de las detenciones se produjeron por intentar pagar en establecimientos de hostelería, otras dos por pretender lo mismo en un comercio y en una gasolinera, otra por pagar la carrera de un taxi con un billete falso, y la última fue una mujer arrestada por otro delito, a la que se le encontró encima un billete falso», explicaron.

Si los datos se comparan con las estadísticas del año anterior, se percibe una tendencia a la baja, ya que se han localizado un total de 113 billetes falsos en Euskadi, la mayoría de 20 y 50 euros, aunque también un número reducido de billetes grandes -500, 200 y 100- y tan solo uno de 10 euros. El único que se escapa de estas réplicas ilegales es el de 5 euros. No se ha detectado ni uno en lo que va de año.

Según inciden desde la Policía autónoma, la cifra «ha descendido de manera progresiva». No es cosa de un día. En 2010, el volumen de papel moneda falso decomisado triplicaba las cifras actuales. Lo que sucede tampoco es exclusivo de Bizkaia, sino que «esta tendencia decreciente es general en Europa», según confirma el Banco Central Europeo, cuyas estadísticas recogen «un descenso de este tipo de fraudes de un 12,4 % durante el pasado año». Fuentes del área de Seguridad también puntualizan que, «según este organismo, el porcentaje de billetes falsos en circulación en estos momentos es muy reducido en relación a la masa de billetes auténticos».

Mientras, los afectados atribuyen este descenso de las denuncias a la crisis. Aseguran que la mayoría de las víctimas no alertan a la Policía de la estafa, y tratan de pagar a su vez con la copia. Aunque cometen un delito, si ponen la falsificación en conocimiento de las autoridades, «pierden el dinero. Y con la que está cayendo, la gente prefiere arriesgarse», concluyen.

En Tuenti
«Me han colado 200 euros en billetes falsos en apenas seis semanas»
A juicio de los afectados, las fiestas patronales son el caldo de cultivo «idóneo» para introducir el dinero de pega./ MAITE BARTOLOMÉ
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.